De izquierda a derecha, Elier Ojea, Manuel Iglesias, Patricia Sánchez y Daniel Díaz / CMD

Las madereras salen en defensa de Ence

El Clúster da Madeira de Galicia asegura que el cierre de Ence pondría en riesgo todo el sector forestal gallego

Empresas del sector forestal gallego salen en defensa de Ence, la pastera con planta en Pontevedra que teme por su continuidad en su actual emplazamiento en la ría. El Clúster da Madeira e do Deseño de Galicia convocó una rueda de prensa este jueves para alertar de las “graves consecuencias” que tendría en el sector el cierre de la fábrica. No es la primera vez que las patronales madereras muestran su respaldo a la compañía, pues en su momento ya apoyaron la prórroga de la concesión en Lourizán, ahora pendiente de la decisión de los tribunales.

Manuel Iglesias, presidente del clúster, señaló que Ence y Finsa son las únicas "empresa tractoras" de este sector en Galicia que estructuran "la cadena de valor de la madera", por lo que el cierre de la papelera pontevedresa resultaría "demoledor" y supondría "mutilar" seriamente el tejido forestal gallego.

 

Iglesias sostiene que más de 1.500 pequeñas empresas y autónomos "estarán en peligro de desaparición" si Ence se va de Galicia a otra ubicación con mano de obra y materia prima más barata. El clúster lamenta que el Gobierno transmita a los inversores que las "reglas del juego" para poder trabajar en este país sean "absolutamente hostiles" para la industria y suman a las empresas en una "gran inseguridad jurídica".

Ence, clave durante la crisis

Elier Ojea, de la Federación Empresarial de Aserraderos y Rematantes de Madera de Galicia (Fearmaga), ha destacado que Ence es "impecable a nivel medioambiental", y que su presencia en Galicia ha permitido que, en los peores años de la crisis, el sector forestal gallego haya podido "contener" la "sangría" de los cierres "masivos" de empresas.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Primera Transformación de Lugo, Daniel Díaz, ha incidido en la "gran angustia" que están sufriendo miles de familias que viven de los 85 millones de euros que, anualmente, gasta Ence en proveedores.

 

Finalmente, Patricia Sánchez, de Asefoga, ha señalado que el cierre de Ence afectaría directamente al precio de la madera en Galicia y ha estimado que tendría como consecuencia una drástica caída de las rentas para los propietarios en el rural que repercutiría "en una menor gestión del monte y por consiguiente más abandono, y ya sabemos que el abandono tiene como una de sus consecuencias más incendios forestales y más virulentos".

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad