El número de usuarios de internet aumentó solo el 5,5% en 2018. Foto: Pexels

Internet echa el freno y abre nuevas brechas

La mitad de la humanidad ya tiene acceso a internet, pero el ritmo de penetración desacelera y la brecha digital se dilata

El Foro de Davos avisa: la penetración de internet aterriza sobre valores alarmantes. El crecimiento de los usuarios de internet será del 5,5% en 2018, frente al 17% registrado en 2007. La buena noticia es que ya la mitad de la humanidad tiene acceso a la esfera cibernética, pero la normalización es tan solo uno de varios factores que influyen en la brecha digital.

El Foro Económico Mundial publicó esta semana un informe sobre la adopción de internet titulado "Nuestro futuro digital compartido: construyendo una sociedad digital inclusiva, confiable y sostenible", en el que da cuenta de que "los datos recientes muestran una alarmante desaceleración en la tasa de crecimiento del acceso a internet".

Con la participación de altos ejecutivos de Reuters, cargos de Naciones Unidas, diversos ministros, el ex vicepresidente estadounidense Al Gore y el creador de la World Wide Web, Tim Berners-Lee, el informe pretende ser un llamado de atención ante las amenazas que enfrenta la economía digital si no se corrige rápidamente la tasa de acceso a internet.

La desaceleración en la adopción de internet es un riesgo para la mitad de la humanidad que aún no ha dado el salto digital, pues el acceso es esencial para participar en la creciente economía digital. "El acceso desigual a internet significa, cada vez más, un acceso desigual a oportunidades, trabajos o capacidad para enfrentar eventos inesperados", lee el documento.

Las brechas digitales que marca 2018

Además del acceso a internet, la brecha digital la marcan otros factores como la calidad de los dispositivos, las generaciones de la tecnología, la edad, el género, la asequibilidad y la geografía. Por ejemplo, solo el 22% de las personas de la región africana tienen acceso a internet, y solo el 44% de la región Asia-Pacífico pueden navegar la web.

Más de 2.000 millones de personas viven en países en los que el precio de 1GB de datos móviles es superior al máximo recomendado de un 2% del salario mensual medio. También hay una disparidad entre los idiomas más usados en internet y en el mundo, lo que deja por detrás a los habitantes de países subdesarrollados.

El Foro recomienda que las entidades gubernamentales y sin fines de lucro dediquen más recursos en ampliar el acceso a internet y en achicar las brechas digitales que siguen afectando a las personas más desfavorecidas, pese a que ya más de la mitad de la humanidad tiene las herramientas digitales a mano.

Pero la confianza también es un asunto de preocupación para los autores del informe. Cada vez menos personas confían en las tecnologías digitales, y esto también es cierto para quienes no pueden tomar parte en ellas. Solo el 45% de las personas cree que hay más beneficios que perjuicios en la economía digital.

"El creciente número de riesgos cibernéticos representa un obstáculo importante para nuestro camino continuo y colectivo hacia el progreso", explica el informe. "Incluso por encima de las implicaciones económicas, es necesaria una mayor seguridad para proteger la integridad de valores sociales como derechos básicos, privacidad y procesos democráticos", agrega.

Un artículo de Alessandro Solís

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad