Arvi se suma al proyecto Oceanets para recuperar redes y utilizarlas para la industria textil

El sector pesquero recicla sus redes para la industria textil

Arvi, la mayor asociación pesquera de Europa con base en Vigo, se suma al proyecto Oceanets para recuperar redes y residuos plásticos para uso textil

Arvi participa del proyecto Oceanets, un programa para prevenir la pérdida de redes de pesca y evaluar el uso de aparejos inservibles y residuos plásticos recuperados del mar en la industria textil. El proyecto europeo, liderado por el Centro Interdisciplinar de Investigación Marina y Ambiental de Portugal (CIIMAR), tiene el doble objetivo de reducir la basura marina que genera el sector pesquero y generar un potencial beneficio económico. Paralelamente, también forma a los pescadores para gestionar adecuadamente los residuos que se generan a bordo.

A esta iniciativa se ha sumado la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI), que agrupa a 160 socios entre los que se encuentran asociaciones de armadores de pesca y organizaciones especializadas en la producción y comercialización de productos pesqueros, un total de 298 empresas. Es la mayor asociación pesquera de Europa. También participan los pescadores portugueses.

Localizadores acústicos en las redes y vehículos autónomos

Oceanets pretende disminuir la pérdida de redes y otros artes de pesca, aplicando localizadores acústicos en las propias redes –dispositivos que diseñará la Universidad de New Castleen en el marco del propio proyecto–, y desarrollando vehículos autónomos para que sea viable su recuperación.

El proyecto europeo NetTag también contempla analizar el impacto medioambiental de las redes de pesca para lo que se evaluará su repercusión en distintas zonas de la costa gallega y portuguesa, a través de experiencias controladas en laboratorio.

Igualmente, el proyecto contempla un estudio socioeconómico que realizarán la Universidade de Santiago de Compostela y la Universidade de Aveiro, para evaluar el coste-beneficio de la implementación de estos dispositivos.

Aplicación de las TIC

La iniciativa, que se inició en enero de este año y finalizará en los últimos meses de 2020, contempla el desarrollo de una herramienta TIC de localización para prevenir la pérdida y facilitar la recuperación de redes. Esta herramienta se podrá integrar en las cartas náuticas y servirá para detectar zonas de enganche por la presencia de elementos voluminosos o aparejos. Arvi también participará en las tareas de reciclado de las redes recuperadas que no se puedan reparar, cuyo destino será la producción de fibras textiles de alta calidad.

Según datos de los responsables de Oceanets, alrededor de 640.000 toneladas de redes y equipamientos pesqueros se pierden o abandonan cada año en mares y océanos, residuos que no se degradarían, dicen los expertos, hasta dentro de más de 600 años.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad