Los aranceles de Trump mantienen en jaque a los productores y comercializadores de vino D.O. Rías Baixas. E.P.

China pondrá freno a las falsificaciones de Rías Baixas en cuatro años

UE y China llegan a un acuerdo para proteger los productos europeos, si bien las referencias gallegas no figuran en la primera lista escogida

China se ha comprometido con la Unión Europea (UE) a proteger los productos típicos comunitarios. Tras maratonianas conversaciones con el Gobierno chino para sellar un proceso iniciado en 2006, la UE firmó este mes un pacto que recoge un viejo anhelo de Bruselas: proteger cien indicaciones geográficas (IG) y denominaciones de origen (DO) europeas en China, a cambio de salvaguardar otras cien chinas en la UE.

Entre ellas figuran doce españolas, la mayoría vinos, pero también aceites y el queso manchego. Concretamente son las DO de vino de Rioja, Cava, Catalunya, La Mancha, Valdepeñas, Jerez, Navarra y Valencia; las DO de aceite Sierra Mágina (Jaén) y Priego de Córdoba (Córdoba), así como la IG de brandy de Jerez y la DO de queso manchego. Las denominaciones gallegas tendrán que esperar a la siguiente tanda.

En cuatro años, 175 referencias más

Además del acuerdo inicial, una vez pasados cuatro años, el compromiso se ampliará a otras 175 referencias comunitarias (36 españolas). Ahí llegará la oportunidad de los productores gallegos.

Según informa Efe, en esta segunda lista habrá 15 vinos españoles, entre los de que se encuentra el Rías Baixas. Habrá también nueve aceites, como Baena o Montes de Toledo; cinco de productos cárnicos, como Guijuelo o Jamón de Teruel y Paleta de Teruel; dos indicadores de turrones; la indicación geográfica Cítricos Valencianos; el Pacharán navarro; el queso de Mahón-Menorca, el Azafrán de la Mancha y el Vinagre de Jerez.

Imitaciones

"Es un acuerdo estratégico y el primero entre China y la UE que garantiza la protección completa y efectiva de estos productos", explica Carlos J. Tórtola Sebastián, consejero de la Oficina Económica y Comercial adjunta a la Embajada de España en Pekín. El funcionario reconoce los frecuentes casos de "imitación, falsificación, copia y usurpación" que se registran en China, que plantean "uno de los principales desafíos que actualmente afrontan las autoridades de este país".

A veces, algunas marcas venden el producto como "del estilo de" para evitar el fraude, pero hay veces en que en los supermercados es posible encontrar todo tipo de usurpaciones.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad