Volar a la velocidad de un rayo

stop

Hypermarch diseña un avión 'supersónico' que podría volar de Nueva York a Dubái en 2 horas y 20 minutos

El avión "supersónico" SonicStar de Hypermach

10 de noviembre de 2011 (09:54 CET)

Hace ahora nueve años que el aclamado Concorde dejó de operar para British Airways y Air France después de las múltiples pérdidas económicas que suponía a las compañías y el fatídico accidente con una de sus máquinas operadas por Air France. El 15 de noviembre de 2003, se celebró en París una subasta de piezas y otros recuerdos del Concorde a cargo de la casa de subastas Christie's. Cientos de personas no quisieron perderse ese especial adiós a la poderosa máquina que permitía observar la curvatura de la tierra.

Pues bien, el avión “supersónico” que cruzaba el cielo a velocidad del sonido ya tiene quien lo sustituya, y lo hace ni más ni menos 3,5 veces más de la velocidad del sonido. El elegante jet blanco, navegaba dos veces por encima de la velocidad del sonido, 2.200 kilómetros por hora a 18.000 metros de altura. El nuevo bólido superará la velocidad del anterior y alcanzará 300 metros más la altura de crucero, que posibilitará la inconcebible idea hasta ahora de ir a la par de un rayo.

La idea que promueve la empresa Hypermach, liderada por Richard Lugg, ha resultado una gran novedad en el campo de la aeronáutica. Presentado recientemente, el avión “supersónico” podría volar de Nueva York a Dubái en el tiempo que se tarda en ver una película.

Una máquina que respeta el medio ambiente

La gran novedad de esta poderosa máquina con alas no es que volará a 18.300 metros de altitud, ni su extremada velocidad sino la expresa intención de crear una máquina que respetara el medio ambiente. El sistema híbrido de propulsión eléctrica de turbina y de gas SonicBlue SMagjet, garantiza un viaje a velocidad "supersónica" y de lujo pero, sobre todo, de gran respeto por la naturaleza. Este motor asegura un 90% de reducción en las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y un 45% de reducción de emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx).



La eficiencia energética y la resistencia aerodinámica han hecho posible que la aeronave supere 3,5 veces la velocidad del sonido, gracias a las alas de titanio y a los paneles y superficies de carbono, entre otras prestaciones.

Uno de los propósitos del Sonicstar de Hypermach era reducir el estampido sónico que pueda generar su avión en la tierra, un inconveniente que sufría el Concorde.

Ahora busca sitio en el mercado


Con el respaldo de profesionales de la comunidad aeronáutica internacional y de los principales institutos de investigación, el Sonicstar espera revolucionar el campo del transporte aéreo, ofreciendo un servicio de lujo eficiente y con menos emisiones contaminantes.

Con la misma velocidad del Zero Emission Hyper Sonic Transport (ZEHST), del fabricante EADS, el proyecto de Lugg promete ser la estrella. El SonicStar, cuyo coste se estima en unos 80 millones de dólares, estará listo para realizar su primer vuelo en 2021, algo más cercano que el ZEHST para el 2050.

El prototipo del SonicStar, desarrollado por la compañía europea HyperMach, podrá realizar el trayecto de París a Nueva York en menos de dos horas y se propulsará con un motor híbrido.
El prototipo fue presentado en París el 20 de junio por Richard Lugg, director ejecutivo de HyperMach: "Nos propusimos construir una aeronave capaz de volar alrededor del mundo en cinco horas". asegura que es un 30% más eficiente en el consumo que el Rolls Royce 593 que montaba el antiguo Concorde.



Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad