Ultras del Rayo Vallecano y del Alcorcón participaron en la pelea que causó la muerte a un aficionado del Deportivo

stop

La Policía investiga si los radicales convocaron la reyerta por móvil días antes

30 de noviembre de 2014 (16:54 CET)

La pelea entre miembros del Frente Atlético y los Riazor Blues que provocó la muerte del hincha gallego Francisco José Romero Taboada estaba organizada hace días. Ambos grupos se habían citado con seguidores radicales de otros equipos antes del comienzo del partido. La reyerta se inició después de las 8.30 horas se ha saldado con 12 heridos, entre ellos una agente de la Policía Nacional herida leve. En total han sido detenidas 24 personas y otras 100 identificadas.

En la pelea participaron los Bukaneros, seguidores radicales del Rayo Vallecano con una ideología de ultraizquierda, y los Alkor Hooligans, ultras del Alcorcón, que apoyaban a los Riazor Blues. Por su parte, el Frente Atlético ha tenido la colaboración de miembros de los Ultras Boys, seguidores radicales del Sporting de Gijón, que en febrero de este año ya tuvieron importantes incidentes con los aficionados gallegos.

Convocatoria por móvil

La Policía investiga si la pelea había sido convocada vía teléfono móvil hace unos días por los seguidores radicales de ambas aficiones. De hecho, según fuentes conocedoras de los hechos, el pasado sábado durante la disputa del Atlético de Madrid-Málaga ya se hablaba en algunos foros de la cita de este domingo.

Según han explicado las mismas fuentes, el Frente Atlético tiene un móvil oficial desde el que se distribuyen entre los miembros radicales del grupo las comunicaciones relativas a la adquisiciones de entradas o convocatorias para viajes a otras ciudades.

El Frente Atlético es un grupo dirigido por personas con ideología de extrema derecha, iconografía que se puede percibir claramente en sus pancartas.

Encuentro de “bajo riesgo”

La Jefatura Superior de Policía ha abierto un investigación para aclarar los hechos y determinar la responsabilidad de quienes han participado en los incidentes, así como si la reyerta es el resultado de una convocatoria previa realizada a través de WhatsApp.

La Delegación de Gobierno de Madrid ha apuntado además que "según informaciones facilitadas por la Jefatura Superior de Policía de Galicia, no estaba prevista la llegada a Madrid de miembros de la hinchada del Deportivo 'Riazor Blues'", y que "la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte había calificado el encuentro como de riesgo bajo".


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad