Trichet para el golpe: la prima cae a 300 puntos y el Ibex sube con alegría

stop

MERCADOS

Operadores en la Bolsa de Madrid

08 de agosto de 2011 (09:14 CET)

Los mercados están intervenidos. La rectificación del BCE, que el domingo decidió que iba a comprar deuda de España y de Italia, tiene un efecto balsámico en los mercados. Lo que iba para lunes negro se queda de momento en lunes preocupante, porque los inversores siguen fuera de unos mercados en máximos de volatilidad e incertidumbre.

La inyección de liquidez en vena ordenada por Trichet ha obrado el milagro de que la prima de riesgo española haya retrocedido de un plumazo desde el umbral de los 400 puntos básicos hasta los 298 puntos. Un retroceso que lógicamente tiene mucho de artificial pero que supone un enorme alivio temporal para España, que ve como después de muchos días la rentabilidad de su bono a 10 vuelve a estar por debajo del 6%, exactamente al 5,5% frente al 6,22% anterior.

Enganchadas también a la máquina de la liquidez, las bolsas reaccionan después de una semana negra en la que el Ibex perdió un 10% de su valor. Hoy el selectivo abre con una ganancia superior al 2%, lejos de los descensos de las bolsas asiáticas, que sí han cotizado a la baja la rebaja histórica del rating de EEUU. Tokio se ha dejado está madrugada un 2,18%.

Ahora toca poner el contador a cero. La intervención del BCE para evitar el colapso de España e Italia supone un hito en el recorrido de la crisis y toca examinar su alcance. Es decir, hasta cuándo mantendrán sedados a los mercados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad