Sin rastro de grandes propuestas económicas en los partidos del 24M

stop

Los alcaldables se vuelcan con el empleo y prometen mejoras fiscales a los emprendedores, pero apenas muestran iniciativas para la industria; en las ciudades no se han desvelado grandes proyectos, a excepción del puerto seco del BNG en Pontevedra y el desarrollo hotelero en Ourense

Fernández Lores, Abel Caballero, Carlos Negreira y Martiño Noriega

en A Coruña, 10 de mayo de 2015 (06:10 CET)

La Galicia del futuro tiene mucho trabajo por delante. Al menos, eso se desprende de las propuestas de los candidatos que compiten en las muncipales gallegas y que, iniciada la campaña, ya han mostrado las líneas maestras de su programa cuando no el documento completo. Hay denominadores comunes, principalmente dos.

Una preocupación generalizada por el empleo que hace que, al menos en las ciudades gallegas, cada partido proponga un nuevo plan municipal y la implementación de nuevos servicios enfocados a fomentar la inserción laboral. Y hay también una vocación de transparencia en las cuentas públicas. Paro y corrupción, las dos principales preocupaciones de los españoles.

Menos impuestos, más emprendedores

Pero, ¿y las empresas? ¿Hay apuestas de tipo económico? Aún teniendo en cuenta las limitaciones presupuestarios impuestas a los Ayuntamientos, hay propuestas, alguna de ellas extensible a casi todos los candidatos. Por ejemplo, la creación o el impulso de viveros de empresas. No hay alcaldable en las siete ciudades gallegas que no apueste por ello.

Son también frecuentes los incentivos fiscales y las rebajas de impuestos, sobre todo en PP y PSOE. Mar Barcón, candidata socialista en A Coruña, propone moderar las cargas fiscales con bonificaciones al IBI y al impuesto sobre construcciones y obras. Exactamente lo mismo que propone el candidato del PP en Pontevedra, Jacobo Moreira, añadiendo además una rebaja en el impuesto de vehículos.

El resto de mejoras fiscales están muy enfocadas a los emprendedores, como por ejemplo, propone el popular Jesús Vázquez en Ourense, agilizar trámites y bonificar a las nuevas empresas que contraten trabajadores.

A Coruña, de la renta social a los microcréditos

Estas son propuestas extensibles a la mayoría de candidatos, pero cada ciudad es diferente y hay proyectos singulares. Marea Atlántica lleva en su programa la creación de una renta social a cuenta de las arcas municipales que complete los ingresos de las personas en riesgo de exclusión social por motivos económicos. La fuerza de la candidatura de Xulio Ferreiro en materia económica está, en realidad, en que propone una revisión completa de las cuentas municipales y las concesiones de servicios con la intención de desvelar irregularidades y reformular las contratas del Ayuntamiento.

La medida estrella del popular Carlos Negreira es, hasta la fecha, un plan de empleo para crear 2.000 puestos de trabajo hasta 2019, mientras que Mar Barcón, del PSOE, es la que más arriesga. Lleva en su hoja de ruta la concesión de microcréditos a empresas y un programa de avales e incentivos fiscales vinculados al I D y a la creación de empleo.

Pontevedra: más impuestos a Ence

Llama la atención en Pontevedra que el candidato del Partido Popular, Jacobo Moreira, quiera aplicar el máximo tipo impositivo a Ence en el Impuesto de Actividades Económica, para recaudar 150.000 euros más al año. Moreira fue el primero de los populares, al menos de cara a la luz pública, que abrió la puerta a la continuidad de la pastera en la ría, pero en su programa sostiene que debe ser gravada con el mayor coeficiente posible por su "privilegiada" ubicación.

En contra de que continúe en Lourizán está Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), al que las encuestan sitúan revalidando con comodidad la alcaldía. No hay casi novedades en sus propuestas económicas, pero sí que recoge un viejo proyecto de envergadura, como la creación de un puerto seco en las instalaciones portuarias de Pontevedra-Marín. El candidato propone sacarle partido a la buena imagen de la ciudad para atraer empresas y turistas.

Desarrollo termal y hotelero de Ourense

Quizá el mayor proyecto al que se comprometen los alcaldables gallegos esté en Ourense. Tanto los socialistas como el BNG llevan en su programa el desarrollo hotelero de la ciudad. José Ángel Vázquez Barquero, candidato del PSOE a revalidar la alcaldía, incluye la tramitación para el desarrollo del complejo termal de As Buras y la construcción y explotación de un complejo hotelero termal en la antigua cárcel ourensana. El hotel balneario, para el que ya se están expropiando los terrenos, lleva años en el punto de mira de los socialistas, que esperaba adjudicar en la pasada legislatura tanto la construcción como la gestión de las instalaciones.

El BNG también lo recoge en su programa y se compromete a negociar con la Xunta para que aporte una parte de la inversión. Además, propone impulsar la apertura de nuevos hoteles "que completen la oferta de alojamiento de calidad". 

Tanto el puerto seco de Pontevedra como el hotel balneario de Ourense son viejas batallas más que propuestas novedosas.

La economía agraria

El ex conselleiro Jesús Vázquez es uno de los pocos que, junto al paquete de estimulos a emprendedores y el plan de empleo, lleva en su programa el fomento de la natalidad en el ámbito municipal. Curioso, en un momento en el que los economistas identifican la crisis demográfica como el problema capital en Galicia. No explica mucho el candidato del Partido Popular en Ourense, simplemente que se coordinará con el plan que desarrolla la Xunta sobre la misma materia.

En Lugo, López Orozco anunció su apuesta por captar fondos europeos y convertir la ciudad en un centro de referencia en investigación ganadera y tansformación de la Industria agroalimentaria y forestal. El popular Jaime Castiñeira incluye en su hoja de ruta la creación de una bolsa de tierras productivas alquiladas por el Ayuntamiento para poner a disposición de emprendedores en el sector agrario.

Los contratos públicos, a revisión

Dentro de la idea general de ganar en transparencia, presente en todos los programas, el lado izquierdo del tablero --PSOE, BNG y las candidaturas de unidad popular-- han coincidido en incorporar criterios sociales a las adjudicaciones y contratas de los Ayuntamientos. Así, se plantea incluir cláusulas en los procesos de adjudicación que otorguen más puntos a las empresas sostenibles o que tengan mejores conidiciones laborales.

Compostela Aberta, por ejemplo, proponer reservar puestos de empleo en los contratos de servicios para personas que sufren una discapacidad o, en aquellos casos que sea posible, fomentar el uso de productos ecológicos.

En este sentido, el BNG es el único que suma a las distintas oficinas de empleo municipales que proponen todos los partidos, un obervatorio de la calidad del empleo para combatir la precariedad. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad