Samsung se deja 800 millones en comprar patentes de Microsoft

stop

La compañía fundada por Bill Gates exige al fabricante surcoreano que pague otros cinco millones en intereses

El modelo Galaxy Note 2 de Samsung / EFE

04 de octubre de 2014 (18:36 CET)

Las patentes son un quebradero de cabeza para algunos fabricantes de móviles. Es el caso de Samsung. La firma surcoreana se ha dejado 800 millones de euros en un año sólo para poder usar patentes de Microsoft.

Sin embargo, la compañía fundada por Bill Gates le exige ahora a Samsung otros 5,5 millones de euros en concepto de intereses. Esta demanda es la que ha sacado a la luz la cantidad que Samsung ha tenido que desembolsar en 2013 para poder utilizar algunas patentes de Microsoft en su catálogo de dispositivos Android.

Batalla legal contra Apple 

Pero los problemas de Samsung con las patentes no acaban aquí. En los últimos años, el fabricante se ha enfrentado y sigue todavía en guerra con Apple.

Para evitar choques de este tipo con otras firmas, Samsung ha sellado algunas alianzas como en el caso de Microsoft. Así, Samsung paga una cantidad por cada móvil o tableta que vende. Pero el rechazo de la surcoreana a desembolsar una parte ha desatado una batalla entre las dos empresas. La decisión de Samsung llegaba tras la adquisición de Nokia por parte de Microsoft.

Un extra por la demora 

Pero, al final, Samsung ha acabado abonando las cantidades acordadas para prevenir futuros problemas, asegurándose el permiso para el uso de las tecnologías propiedad de Microsoft, que serían clave para parte de sus dispositivos móviles.

No obstante, eso no ha sido suficiente para su socio que le pide un extra por los retrasos ocasionados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad