Ni la crisis ni el clima paran al Salón Náutico y (III)

stop

El salón del 50 aniversario arrancó el fin de semana con una gran variedad de actividades y novedades en el sector

Regata 50º aniversario Salón Náutico Internacional de Barcelona

11 de noviembre de 2011 (11:50 CET)

La doble celebración del 50º aniversario del Salón Náutico Internacional de Barcelona y la 25ª edición de la Setmana Catalana de Vela se festejó bajo la lluvia y entre vientos de rachas superiores a 20 nudos. Pese al tiempo, se respiraba pasión náutica. Una de las novedades estrella fue la regata que reunió a cerca de 700 embarcaciones de casi 20 clases y disciplinas diferentes que navegaron entre el Forum y el hotel W llenando de velas el litoral barcelonés. La segunda jornada, la del domingo, fue especialmente dura por las condiciones meteorológicas.

Mientras tanto, con intensa lluvia también, cientos de apasionados del sector se agolpaban en el salón flotante del Port Vell y en la Gran Via. No obstante, el sector náutico tampoco se escapa de la crisis, ya que la matriculación de embarcaciones ha disminuido un 8% desde que empezó la caída en 2008. El salón confía en la mejora del mercado y en que el certamen sea un revulsivo para la mejora, ha comentado recientemente el director del certamen, Jordi Freixas. Para ello, la 50 edición del Salón Náutico Internacional de Barcelona ha presentado una gran variedad de novedades y soluciones para el ahorro en los cuidados de las embarcaciones.

De las embarcaciones a vela se pueden destacar cuatro novedades que se podrán ver hasta el próximo fin de semana en la feria flotante del Port Vell:

'Deproa Salona 38'
Se trata de un velero de crucero sport con un diseño muy innovador. Es la primera vez que se expone en España. Cuenta con una eslora de 11,5 metros, capacidad para dos o tres camarotes según el gusto del comprador y su precio está en unos 129.000 euros.



'Eagle 44' de Leonardo Yachts
El Eagle 44 es un diseño clásico construido con alta tecnología puntera en el mercado, resulta verdaderamente atractivo para los amigos de la vela. Con una eslora de 13,3 metros, la embarcación está pensada para los amantes del diseño clásico. El velero es obra de todo un especialista en este segmento, como Dykstra & Partners. La clara inspiración en los barcos de la clase J, destaca por su aspecto elegante y por el empleo de materiales modernos en toda su construcción. Destaca por ser un barco rápido, de cabina abierta y con posibilidad de controlar la navegación por una sola persona gracias a algunas ayudas mecánicas. El interior cuenta con una cama doble y baño eléctrico. Requiere muy poco mantenimiento por lo que se disfruta de la navegación al cien por cien. La embarcación está nominada para el título de Barco Europeo del año 2011/12, cuyo ganador final se conocerá en el Salón de Dusseldorf a principios del año 2012.



'Sly 42 fun'
Es un velero de tipo day boat muy innovador y dotado de sistemas muy avanzados para una navegación muy deportiva. Es un barco cargado de atractivos. Este monocasco tiene una eslora de 12,8 metros y un camarote. Cuenta con un motor diésel y su precio está en 267.000 euros.



'Jeanneau Sun Odyssey 509'
Este clásico de las embarcaciones de vela es sencillo y elegante, con una pureza de la línea de cubierta redondeada en los cantos, una fuerte prestancia, sobriedad, originalidad que surge del diseño de Philippe Briand Design. Su concepto gira en torno a tres ideas principales: un velero marino y potente, un plano de cubierta innovador y fácil de utilizar, así como un interior de alta calidad. Este velero, con una eslora total de 15,38 metros y 4,69 metros de manga, se comercializa en el mercado por un precio que ronda los 280.000 euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad