NCG también tuvo su auditoría 'forensic'

stop

14 de octubre de 2013 (22:21 CET)

Sucedió hace no mucho. Y el cuadro directivo intermedio todavía lo recuerda. Y aborda el tema con el sigilo propio de asuntos tan enjundiosos. Y es que no sólo Pescanova iba a tener una auditoría forensic, de esas que quitan el aliento, porque levantan todas las alfombras. Sucedió en Rúa Nova, en la sede de NCG, y también en García Barbón, en Vigo, donde se centraron gran parte de las pesquisas.

Revisión de ordenadores y correos, búsqueda de discos duros, chequeo a cuentas.... También cualquier operación, sobre todo las relacionadas con el ladrillo en general y el sector inmobiliario de fuera de Galicia y de España en particular. El objetivo, rastrear todo los movimientos de los Pego, Estrada, García de Paredes, Gorriarán... Es decir, los ex directivos de NCG que se llevaron crudas las multimillonarias indemnizaciones. Una auditoría forensic, con sus expeditivos métodos, hizo falta para todo ello. ¿Y quién fue la auditora contratada? Pues no podía ser otra que KPMG. ¿Y los resultados?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad