Navantia recibe un nuevo encargo cada campaña electoral desde el flotel de Pemex

stop

Los cuatro petroleros para el grupo Ibaizabal a nueve días de las municipales, se suman a los buques para la armada anunciados en la precampaña de las elecciones europeas

Redacción

Firma del acuerdo con Pemex a la que asistieron José Manuel Revuelta (a la iquierda de la imagen) y Ramón Aguirre (cuarto por la izqu.)
Firma del acuerdo con Pemex a la que asistieron José Manuel Revuelta (a la iquierda de la imagen) y Ramón Aguirre (cuarto por la izqu.)

en A Coruña, 16 de mayo de 2015 (06:34 CET)

Navantia no falla en campaña. No lo hace por lo menos desde el ya famoso periplo de Alberto Núñez Feijóo para firmar los precontratos con la petrolera Pemex que tantas vueltas dieron antes y después de las autonómicas gallegas. A nueve días de las municipales, los astilleros públicos anunciaron la construcción de cuatro petroleros para el armador Ondimar Transportes Marítimos LDA, del grupo Ibaizabal, que se realizarían en Ferrol y Cadiz.

Se trata en realidad de un pre contrato o una carta de intenciones, ya que, según explica Navantia, el contrato se realizará durante el próximo mes de junio –pasadas las municipales-- y el inicio de la construcción de los barcos tendrá lugar en el último trimestre de este año 2015.

Avances a un año de distancia

En las últimas elecciones europeas en mayo del año pasado sucedió algo similar. Fueron entonces dos Buques de Acción Marítima (BAM) para la Armada los que se anunciaron en precampaña electoral. Tuvo que pasar lo que restaba de año para que los barcos comenzasen a perfilarse en las gradas de los astilleros.

Llovía ya entonces sobre mojado. Alberto Núñez Feijóo, a un mes de las elecciones autonómicas de 2012 en las que revalidó mandato, convocó a los medios de manera urgente para estampar su firma en un precontrato para construir los dos floteles de Pemex en Navantia y Barreras. 

El acto se emitió en directo por la TVG, pero el encargo tardó más de un año en materializarse, con un concurso público convocado por la petrolera mexicano de por medio en el que tuvieron que competir los astilleros gallegos. Por el camino, Pemex se hizo con el control de Barreras y regó de más promesas al sector naval gallego, ahora puestas en duda por su delicada situación financiera.

La oposición se indigna

Con estos antecedentes, no fueron pocos los que afearon el nuevo anuncio. José Ramón Gómez Besteiro, secretario xeral del PsdeG, pidió "seriedad" en los anuncios de carga de trabajo para Navantia y no hacer "preanuncios en clave electoral". "Los gallegos estamos acostumbrados a esos anuncios de preacuerdos que luego se truncan en desacuerdos", afirmó en referencia a los buques de Pemex.

Xavier Vence, portavoz nacional del BNG, se sumó a las críticas calificando de "indignos" los anuncios que en cada campaña electoral realiza el Partido Popular de nueva carga de trabajo para los astilleros, "lanzando preacuerdos" que "todavía no son acuerdos" y que "de momento desconocemos en que van a quedar".

En todo caso, el anuncio llega pocos días después de otra gran manifestación del naval ferrolano para demandar carga de trabajo y criticar promesas incumplidas, como el dique flotante. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad