Mutua Madrileña cambia de ritmo y se prepara para el salto internacional

stop

SEGUROS

Ignacio Garralda

13 de mayo de 2011 (18:15 CET)

Durante la junta de accionistas del grupo, el presidente Ignacio Garralda ha asegurado que las perspectivas de crecimiento para la economía española son “ciertamente muy reducidas” para los tres próximos años y que es muy probable que la demanda interna se mantenga en un estancamiento prolongado. “Algo con lo que nuestra empresa, con su fortaleza, grado de solvencia y estrategia de crecimiento, no se puede confirmar”, ha asegurado Garralda.

El salto fuera de España será el asunto estrella en el nuevo plan estratégico 2012-1014 que el grupo diseñará a la vuelta del verano. El desembarco en Latinoamérica y Europa se hará a través de socios locales o de grupos españoles que ya operan en estos mercados.

Además, Garralda ha asegurado que el grupo tiene un ratio de solvencia del 281%, un nivel que debe llevar a Mutua a jugar una papel protagonista en la reestructuración del sector que –según el presidente- van a provocar los nuevos requerimientos de necesidades de capital que podrían entrar en vigor en 2013.
Mutua quiere estar en primera línea de batalla en el proceso de fusiones y adquisiciones entre pequeñas y medianas compañías, en un proceso que Garralda ve muy similar al que ha ocurrido entre las cajas de ahorros.
Garralda ha dedicado gran parte de su intervención a la mayor compra de la historia del grupo, el 50% del SegurCaixa Adeslas, una operación que incluye una gran alianza en bancaseguros con la caja que preside Isidro Fainé. La nueva sociedad tendrá unos ingresos por primas de casi 3.300 millones en 2011.


Áreas de negocio

Mutua también quiere crecer en una de sus grandes áreas de negocio, la gestión de fondos de inversión y de pensiones a través de Mutuactivos. El grupo quiere doblar los 3.000 millones que gestiona para convertirse en un jugador de primer nivel un sector en el que ha experimentado crecimientos constantes durante la crisis.
Para ello sigue explorando una operación de compra en el sector que busca desde hace ya al menos un año. De momento, sus contactos con las cajas de ahorros no han dado frutos. En cuanto al negocio inmobiliario, el grupo continúa con su plan de inversiones por importe de más de 100 millones de euros hasta 2014.

Garralda también se ha referido al futuro de su participación del 1,2% en Repsol, a la que ha calificado como la “empresa más fuerte de la bolsa española” con una rentabilidad por dividendo muy atractiva, superior al 5%. “Estamos cómodos”, ha asegurado sobre una participación en la que acumula unas plusvalías latentes de 130 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad