Muere Luis, Luis Aragonés

stop

Jugador del Atlético de Madrid, el seleccionador alcanzó la gloria con España en la Eurocopa

Luis Aragonés. EP

01 de febrero de 2014 (11:14 CET)

Luis. Luis considera que usted no trabaja lo suficiente…Luis se compromete a luchar y ganar la eliminatoria…El problema es el fondo físico de base, nos falta fondo físico de base…

Luis Aragonés ha fallecido esta madrugada, en la clínica Cemtro de Madrid, con 75 años. El sabio de Hortaleza ya no entrenaba desde 2009. Y deja un legado enorme, el haber creado o haber sabido potenciar un estilo de juego con la selección española que le llevó a ganar la Eurocopa de 2008 en Viena, y poner esas bases, de las que siempre hablaba, para ser el equipo de fútbol más respetado del mundo.

A Luis, precisamente, le gustaba hablar en tercera persona y tratar de usted a sus jugadores. Fue jugador del Atlético de Madrid, y protagonizó el mejor momento del equipo, en la final de la Copa de Europa en 1974, una final que acabó perdiendo ante el Bayer de Munich.

Exigencia de compromiso

Ese Luis dice que, le caracterizó como entrenador, del Atlético, Betis, Barça, Espanyol o Sevilla, entre otros, una etapa en la que alcanzó una Liga, cuatro Copas del Rey, una Supercopa, y un ascenso a Primera. Todo eso hasta que en 2004 fue seleccionador de la España.

Luis tuvo carácter, y ese enfrentó a periodistas y jugadores. Trataba a los jóvenes millonarios que juegan al fútbol como hombres, aunque sabía que, en muchas ocasiones, eran todavía niños. Y no dudó en coger por las solapas a más de uno, a un centímetro de su rostro, para exigirle un mayor compromiso. Y no tenía por costumbre atender el lenguaje de lo políticamente correcto, capaz de llamar "Negro, usted debe...", a un jugador de piel negra.

Era Luis, con unas enormes patillas, ya grises, que nunca se afeitó. El Zapatones de Hortaleza, el hombre que llevó a España a ser la mejor selección del mundo, con un estilo que perfeccionó y que pulió el actual entrenador, Vicente del Bosque.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad