Muere 'Don Mario', el hermano de Olegario Vázquez Raña

stop

Propietario del mayor grupo de comunicación de México, el empresario de ascendencia gallega era muy conocido por su vinculación al deporte

Mario Vázquez Raña

09 de febrero de 2015 (05:17 CET)

"Siempre hablaba de frente. Era duro pero justo", esas fueron las primeras palabras que el presidente del Comité Olímpico Mexicano, Carlos Padilla, dedicó a Mario Vázquez Raña tras conocer la noticia de su fallecimiento. Hijo de Venancio Vázquez Álvarez, un ourensano que emigró con su mujer y sus hijos desde Galicia a México en 1928, Don Mario se convirtió en el propietario de la Organización Editorial Mexicana, brazo del que cuelgan 70 periódicos y 24 cadenas de radio. Llegó a afirmar en una entrevista a El Pais que aquel imperio le llegó "por casualidad". Todos los periódicos mexicanos recuerdan su papel de "líder influyente", en ocasiones acusados de estar demasiado cerca del poder en el ámbito empresarial y en el deportivo.

Presidió el Comité Olímpico Mexicano durante 27 años, la Asociación de Comités Olímpicos Internacionales durante 33, y la muerte le sobrevino al frente de la Organización Deportiva Panamericana. Su fama de hombre recto y negociador talentoso se la ganó en el terreno de juego. En los grandes eventos deportivos medió con presidentes y altos cargos e incluso gestionó con éxito algún enfado de Fidel Castro por unos Juegos Panaméricanos que no se celebraron en la Habana.

El día de su muerte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, se pronunció así en su cuenta de twitter: "Don Mario, amigo y mexicano ejemplar, será recordado siempre como un incansable promotor del deporte y el periodismo".

Los hermanos Vázquez Raña

Porque, efectivamente, Mario Vázquez Raña nació ya en México, hijo, como tantos otros, de gallegos emigrados. Sucedió el 7 de junio de 1932. Estudió Administración de empresas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y trabajó en el negocio familiar de muebles de su familia, llamado Hermanos Vázquez. Lo dirigió durante dos décadas.

Es hermano de Olegario Vázquez Raña, el acaudalado empresario con casa en Avión, que se permite traer a Carlos Slim en verano a tierras ourensanas. Olegario es dueño de la cadena de hoteles Camino Real y del grupo hospitalario Los Ángeles. Amasa una fortuna al otro lado del charco. En su momento se interesó por entrar en el capital de la herida Novagalicia, antes de que llegara el rescate europeo y la posterior venta al grupo Banesco.

Un empresario con prisa

A diferencia de él, su hermano se inclinó por el negocio editorial que tiene como germen la compra del periódico El Sol de México. A partir de ahí construyó una red que alcanzó los 73 diarios. Cuenta el medio mexicano El economista que era un empresario con poco tiempo, razón por la cual se trasladaba en helicóptero de El Sol de México hacia los Estudios Tepeyac, la sociedad que gestiona los medios audiovisuales, cuya sede está a 1.5 kilómetros de distancia del diario.

Se le acusó de estar demasiado cerca de los poderes políticos, una relación que él negó. "Sirvo al pueblo mexicano", llegó a decir para zanjar toda discusión.

Mario Vázquez Raña había sido operado el año pasado de un tumor en el duodeno y tuvo problemas de salud por complicaciones en los últimos meses, informa EFE. Murió a causa de una insuficiencia respiratoria. Deja atrás a su esposa Paquita Ramos y a sus hijos Marisol, Marina, Miriam, Mario y Mauricio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad