Actuación en La Tuerka 27

Microteatro en Galicia: grandes espectáculos en formato anticrisis 

stop

Actores y directores ponen en marcha La Tuerka 27, un local que oferta cultura por menos de 5 euros 

09 de abril de 2012 (19:04 CET)

En medio de la crisis económica, los sectores culturales se han convertido en los primeros afectados. En un momento en que las subvenciones en el sector caen de forma rotunda y la obra social de bancos y cajas se resiente especialmente, hay que dar cabida a nuevas formas de negocio. La Tuerka 27 es un buen ejemplo. Una sala en A Coruña que ofrece espectáculos casi todos los días de la semana a menos de cinco euros. Teatro low cost para tiempos difíciles.

La Tuerka 27 nace por la iniciativa de tres personas ligadas al mundo del espectáculo: Daniel Currás, Iria Ares y Milo Taboada. No es el único negocio que comparten estos emprendedores que también lideran la productora Tuerka Films. En medio de la crisis, deciden poner en marcha una sala de microteatro. “Es algo novedoso en Galicia y que hasta ahora sólo tenía cabida en grandes capitales como Madrid y Barcelona”, explican.

Sin dinero para ir al teatro


En La Tuerka 27 son conscientes de que la oferta cultural tiene que adecuarse a la crisis. “La gente ya no va al teatro porque no puede gastar dinero. Registrar ahora mismo un lleno en el teatro Rosalía, por ejemplo, es dificilísimo. Este es el tipo de formatos de los tiempos en los que vivimos”, explica el actor Milo Taboada, que recuerda el cierre del Teatro Colón hace unos meses después de la salida de NovaGalicia Banco de su gestión.

La Tuerka 27 (calle Doctor Fleming, 27) ofrece diversos espectáculos (desde microteatro hasta actividades infantiles y monólogos) de miércoles a domingo. “Ofrecemos de todo, lo más novedoso quizás sean los pases de microteatro, piezas de quince minutos para un público reducido en una de las salas que tenemos a tan sólo tres euros”, anuncian los empresarios.

Lo cierto es que los precios de los espectáculos ofertados por La Tuerka no ofrecen competencia. La gran parte de las actuaciones no llega a los cinco euros, mientras que los espectáculos de actores con un caché más alto no sobrepasan los diez.

Adiós a las subvenciones


Este grupo de emprendedores afirma que ante la falta de ayudas institucionales la cultura debe buscar nuevos caminos. “La situación es mala, vemos en A Coruña por ejemplo el cierre del Teatro Colón, las reducciones de ayudas a la cultura, pero también es cierto que durante un tiempo las subvenciones trajeron cierto acomodo a la gente”, sostiene Milo. “La cultura no puede estar en manos de los políticos, por supuesto que es necesaria la ayuda, pero no el control. Hay que moverse y buscar nuevos formatos para estos tiempos”, declara.
 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad