Más de 400 vehículos oficiales en Vigo a costa de los contribuyentes

stop

05 de marzo de 2015 (21:49 CET)

Más de 400 vehículos oficiales ruedan en la ciudad de Vigo adscritos a las distintas escalas de las Administraciones públicas (estatal, autonómica, provincial y local), otros organismos y entes públicos de todo tipo dependientes de aquellas. No son los coches oficiales para el traslado de los peces gordos, sino que se trata de los vehículos que se usan en otros destinos: policía, sanidad, juzgados, militares, bomberos, protección civil y un largo etcétera. El número de coches oficiales, el que solivianta de verdad a los contribuyentes por el exceso que a menudo se asocia a su uso, es, por su parte, un secreto muy bien guardado. E incluso cuando pretendidamente se habla con total transparencia de este tema, es imposible conocer el número real de estos vehículos que trasladan principalmente a los cargos superiores y directivos de las distintas administraciones.

Pocas administraciones los declaran abiertamente. Si bien forman parte del patrimonio privado de las mismas, según la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas y el Catálogo de Bienes Municipales, y por tanto, deberían caer bajo la bandera de la soberanía nacional de todos los españoles y escrutinio del ojo público. Pero es un tema espinoso. Mucho menos presumen las administraciones de la existencia de su parque móvil, puesto que no pocos casos son vehículos de alta gama, caros y costosos de mantener, por no decir ruinosos desde el punto de vista medioambiental. Antieconómicos e icono de otras épocas de vacas gordas. Hay que pagar reparaciones, seguros, mantenimiento, combustibles, tasas, arreglos.

Esos más de 400 vehículos que ruedan en Vigo a costa del erario público, sin contar los llamados coches oficiales de los altos cargos (Autoridad Portuaria, Zona Franca, Diputación, Concello, Xunta de Galicia –Sanidade y Pesca, Cultura y Política Territorial, entre otros- Ministerio de Defensa, Agencia Tributaria, Ministerio del Interior, de Fomento y de Empleo, Aena, Inspección de Trabajo, serían, en realidad, según otras estimaciones, entre 600 y 700 unidades. Esa misma estimación, extraída de los datos del Consorcio de Compensación de Seguros, organismo público que debe asegurar los vehículos oficiales (sólo hasta 2009, cuando las instituciones ya optaron por contratar con aseguradoras privadas), señala que en España se mueven más de 100.000 vehículos oficiales a costa de los contribuyentes. En Galicia serían más de 3.000.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad