Marie Claire abre tiendas para conjurar la caída de las ventas

stop

30 de diciembre de 2015 (00:00 CET)

La empresa Marie Claire inaugura una nueva vía comercial con la puesta en servicio de tiendas propias y franquiciadas agrupadas bajo el rótulo Marie Claire Store. El objetivo de la casa reposa en disponer de establecimientos en las principales capitales españolas. Como el movimiento se demuestra andando, la firma anuncia sus primeras aperturas en Castellón, Valencia, Madrid y Barcelona.

Marie Claire tiene su sede en Borriol (Castellón). Cuenta con una planta industrial en Villafranca del Cid, de casi 60.000 metros cuadrados, la mayor de su género en Europa. Cada año salen de sus líneas de producción 60 millones de medias, pantys y otras prendas de ropa interior con las marcas Marie Claire, Kler Cherie, Onne y Andrea Bucci.

Los orígenes de la compañía se remontan a los comienzos del siglo XX. Los últimos años, su andadura ha estado plagada de avatares. En 2009 bordeó el concurso de acreedores, pero lo evitó con una inyección de fondos de 9 millones, el aplazamiento de pagos a Hacienda y Seguridad Social y un ajuste laboral de 175 personas, que ha dejado la plantilla en las 667 actuales.

Marie Claire salda sus cuentas con números rojos desde 2008. Las pérdidas del último ejercicio fiscal, cerrado el 31 de marzo de 2014, se cifraron en 300.000 euros, con una notable mengua respecto de los 672.000 euros negativos contabilizados el ejercicio anterior. La cifra de negocio se situó en 40,2 millones, un 2% menos. Un tercio del giro corresponde a la exportación. Entre 2008 y 2014, las ventas han caído un 41%.

Marie Claire recompuso el pasado otoño su equilibrio patrimonial mediante una reducción de capital de 19,2 a 11,8 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad