Los sectores de la automoción y el naval lideran la huelga general en Galicia

stop

Las cifras de seguimiento de patronal y sindicatos difieren en un 70%

Multitudinaria manifestación en Vigo

14 de noviembre de 2012 (21:44 CET)

Patronal y sindicatos nunca se ponen de acuerdo en las cifras de seguimiento en una convocatoria de huelga general. Este 14N la diferencia de apreciaciones en Galicia ha sido espectacular, de hasta 70 puntos de diferencia. Sin embargo, en lo único en que parecen estar de acuerdo, aunque con sus matices, es que el sector industrial, y especialmente el del naval y la automoción, fueron los que más se movilizaron.

Quizás precisamente por esta circunstancia, además de por razones incluso históricas --la provincia de Pontevedra ha salido más a la calle desde la democracia que el resto de regoines gallegas-- Vigo, el motor industrial de Galicia, se ha convertido en el epicentro de esta jornada de huelga general. La manifestación central convocada por los tres grandes sindicatos gallegos, UGT, CCOO y CIG, fue la más grande con diferencia. 180.000 personas se manifestaron según las centrales; 120.000 según los datos que maneja la Policía Local. En la anterior convocatoria de huelga general de marzo, en la que los sindicatos no participaron unidos, las fuerzas de seguridad hablaron de unos 100.000 participantes.

En A Coruña, los sindicatos hablaron de cerca de 120.000 manifestantes, que la Policía redujo a 65.000. En Lugo se habló de unas 10.000 personas, en la concentración, y el Ourense de 20.000. Las manifestaciones de las grandes ciudades fueron más que considerables. En las redes sociales se aseguraba que la plaza de la Quintana (Santiago) se llenó dos veces, y que en Vigo, cuando los participantes habían llegado a su destino, la cola de la marcha aún no había salido del punto de inicio.

Citröen y Navantia, parados

Pero, más allá de la participación en las manifestaciones, cosa distinta es el seguimiento del paro. La producción de la noche y de la mañana en la factoria de Citröen en Vigo se paralizó y se retomó de tarde, tras una caída de la fabricación del 60%. El gigante de la automoción se paró y tras el, muchas de sus empresas auxiliares de los polígonos de O Porriño, O Caramuxo y Valladares. La industria del metal fue otra en la que, tanto sindicatos como patronal coincide, con sus reservas, en que hubo un destacado seguimiento de la huelga. Desde la asociación empresarial Asime, lo estimaban en cerca de un 45%.

Otro de los sectores que más está sufriendo la crisis en Galicia, el del naval también registró paros significativos, tanto en los astilleros pontevedreses como en Ferrol. Navantia Ferrol y Fene permanecieron sin actividad y, con ellos, gran parte de sus auxiliares.

Consumo energético y farolas

Pero, más allá de Vigo, sobre si realmente la huelga general tuvo incidencia en Galicia, las opiniones son para todos los gustos. Basta con echar una ojeada a los datos que se manejaron este miércoles. Los sindicatos hablan de un seguimiento general de la huelga del 90%, la patronal lo rebaja hasta el 18%.

Los datos de consumo energético en Galicia revelan que a media mañana se registró una caída del 10,2% en relación a una jornada laboral habitual, frente al 14,7% de retroceso que se produjo en la misma franja horaria en la huelga del pasado 29 de marzo.

Políticos y sindicatos denunciaron, a través de las redes sociales, que las farolas de A Coruña permanecieron encendidas hasta las doce del mediodía durante el 14N.

Comercio

En lo que respecta al comercio, muchos establecimientos de la comunidad bajaron la persiana por la mañana para retomar su actividad durante la tarde. La Federación Gallega aseguró que, durante la mañana, en algunas ciudades como Santiago llegó a estar “todo cerrado”, mientras que, en otras, como A Coruña, el 50% de los establecimientos permanecieron abiertos.

Durante la tarde, la patronal del comercio indicó que el 95% de los establecimientos abrieron con tranquilidad en toda Galicia.

12 detenidos

Así, como casi siempre en estos casos, la jornada se saldó con visiones bien distintas. Para los sindicatos, la convocatoria de este 14N ha sido un “éxito rotundo” en Galicia. Para la patronal, la huelga ha sido más floja que en anteriores convocatorias y ha habido “numerosas acciones de presión que han entorpecido los derechos de trabajadores y empresarios a acudir a sus puestos”.

A pesar de las diferencias, patronal y sindicatos remataron la jornada con otro –afortunado-- punto de encuentro: la tónica de tranquilidad. En Galicia hubo 12 detenidos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad