Los pactos decidirán los gobiernos de A Coruña, Santiago, Ourense y Lugo

stop

Negreira podría mantener la alcaldía con el apoyo de Ciudadanos, Elena Muñoz descarrila en Vigo y Agustín Hernández está lejos de la mayoría absoluta

Fernández Lores, Abel Caballero, Carlos Negreira y Martiño Noriega

en A Coruña, 17 de mayo de 2015 (12:10 CET)

A una semana de las elecciones municipales, tres plazas parecen decididas. Los sondeos dan la mayoría absoluta a José Manuel Rey Varela en Ferrol (PP), a Abel Caballero en Vigo (PSOE) y a Miguel Anxo Fernández Lores en Pontevedra (BNG). Las tres ciudades son fortín de los partidos tradicionales en Galicia, que podrían perder en torno a 30 concejales en las corporaciones municipales de las siete ciudades gallegas. Una caída espeluznante, que los sitúa en niveles propios de los años 80.

Al margen de las mayorías absolutas de Ferrol, Vigo y Pontevedra, el resto del escenario sigue muy abierto, dependerá de pactos en los que partidos como Ciudadanos o independientes como Democracia Ourensana serán decisivos. Las candidaturas de unidad popular, las llamadas mareas, son alternativa de gobierno en A Coruña y Santiago. El alto porcentaje de indecisos, en torno al 32%, podría ser decisivo en cuatro de las siete ciudades.

Las apuestas de Feijóo funcionan a medias

El asalto del Partido Popular a Vigo y Ourense se complica. En el feudo de Abel Caballero es casi imposible. La candidatura de Elena Muñoz obtiene entre 8 y 9 concejales, con un retroceso de entre cuatro y cinco, según coinciden los sondeos publicados este domingo por Faro de Vigo y La Voz de Galicia. El PSOE alcanzaría un resultado histórico, revalidando la alcaldía de Caballero con casi el 45% de los votos y 14 ediles.

La ex conselleira de Facenda fue una apuesta de Núñez Feijóo que sorprendió y mucho a los populares vigueses. También lo fue Agustín Hernández en Santiago, aunque por circunstancias distintas, debido a los líos judiciales en los que se vio envuelto el primer gobierno del Partido Popular en la capital gallega. Esa apuesta tampoco parece que vaya a acabar bien. Hernández obtiene la mayoría, con 11 ediles, pero no es suficiente. Compostela Aberta, la candidatura que presenta a Martiño Noriega a la alcaldía, tiene serias posibilidades de gobierno con sus 8 escaños si pacta con el PSOE, que suma 4, e incluso, con el BNG, que añade otros dos.

En Ourense, Jesús Vázquez, otra apuesta personal de Feijóo que no acabó de gustar en la tercera ciudad de Galicia, podría recuperar la alcaldía para los populares. Pero para ello, necesitaría sumar a los 12 ediles que le dan las encuestas, el apoyo de Democracia Ourensana, un partido independiente que lograría tres concejales. El pacto no es nada sencillo y tampoco gusta demasiado a los próximos a Manuel Baltar, pero la mejor proyección de Vázquez son esos 12 ediles, a dos de la mayoría absoluta.

Escenario complejo en A Coruña y Lugo

Carlos Negreira, en A Coruña, también tiene posibilidades de sobrevivir a la marea. Suma 12 ediles, según Sondaxe, y alcanzaría la mayoría para gobernar si consigue el apoyo de Ciudadanos, que entraría en la corporación municipal con dos escaños.

El Gobierno está pendiente de la tendencia al alza de Marea Atlántica, que irrumpiría con fuerza con siete concejales, el PSOE sumaría 4 y el BNG se quedaría con dos.

En Lugo, con PSOE y PP empatados con diez ediles cada uno, todo apunta a que BNG y Lugo Novo, la marea lucense, apoyarían la continuidad de Orozco antes que el cambio en favor de los populares. Ambos obtienen dos escaños.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad