Los negocios millonarios de la fachada marítima de A Coruña

stop

El Finisterre y el Hotel Atlántico son las concesiones más rentables del privilegiado espacio, que atrajo a empresarios como Rodríguez Cebrián, José Collazo, José Antonio Castro Sousa o Epifanio Campo

Juan Carlos Rodríguez Cebrián, José Collazo y José Antonio Castro Susa

en A Coruña, 15 de enero de 2017 (07:01 CET)

Un paseo marítimo que recibió el nombre del alcalde Francisco Vázquez enlaza la zona ajardinada de la Torre de Hércules con el nuevo O Parrote de A Coruña, un espacio "humanizado" bajo el diseño del arquitecto Luis Collarte que hoy parece más una obra inacabada que la gran plaza de la ciudad, por las lunas rotas y locales de hostelería vacíos. Los Jardines de Méndez Núñez prolongan hacia el puerto interior la silueta de A Coruña, que tiene en su reverso las playas de Orzán y Riazor, coronada por el estadio de fútbol.

Este privilegiado perímetro ha atraído a algunos de los grandes empresarios de Galicia. José Collazo, el dueño del imperio del juego Comar, el ex director general de Inditex Juan Carlos Rodríguez Cebrián, o el hotelero José Antonio Castro Sousa, dueño de Hesperia y co presiente de NH, tienen negocios en la fachada marítima coruñesa, que ahora ha provocado un enquistado enfrentamentiento entre el puerto y el Concello de A Coruña por la venta de La Solana y el Finisterre, proceso bendecido por el propio Francisco Vázquez como medio para financiar el Puerto Exterior.

El negocio de La Solana y el Finisterre

Las concesiones de la Solana y el Finisterre, junto a la del Hotel Atlántico, forman parte de los negocios más rentables ubicados en ese espacio que vincula a los ciudadanos al mar, cuando no se encuentran interpuestos hoteles o centros comerciales. La sociedad concesionaria, Finisterre SA, estuvo en manos del Popular, compartiendo accionariado con el ex director general de Inditex, Juan Carlos Rodríguez Cebrián, y la Fundación Barrié, hasta que traspasaron la empresa a Inmobiliaria Río Mero, que ahora aspira a comprar al puerto los terrenos.

Y es rentable. Ingresa 1,3 millones por el alquiler del hotel a Hesperia y del complejo deportivo a Metropolitan Spain, mientras que en el último año abonó un canon de poco más de 100.000 euros al puerto, según las cuentas presentadas al Registro Mercantil, pues la Autoridad Portuaria nunca quiso desvelar la cuantía. Los beneficios anuales del excepcional casero oscilan entre los 300.000 y 400.000 euros.



El hotelero de la 'milla de oro' de A Coruña

El gallego José Antonio Castro Sousa, dueño de Hesperia y co presidente de NH, es el responsable de la explotación del hotel y La Solana, así como del Hotel Atlántico, ubicado en pleno corazón de la ciudad. Preside la sociedad Metropolitan Spain, dedicada a explotar todo tipo de instalaciones deportivas por España, con una fuerte presencia en Barcelona. Alcanza una cifra de negocio de 47 millones al año, aunque en su último ejercicio ganó poco más de uno.

Las cadenas vinculadas a José Antonio Castro --gallego nacido en Venezuela, próspero en Barcelona, donde hilvanó su negocio hostelero, y beligerante en el consejo de NH-- gestionan algunos de los edificios con vistas al mar más emblemáticos de A Coruña, pero el negocio verdaderamente rentable está en la concesión, armada sobre un canon antiguo que ingresan las arcas públicas y un arrendamiento moderno que reporta beneficios a las concesionarias.

El 'chollo' del Atlántico

Es el caso del Hotel Atlántico, cuya concesión está gestionada por los empresarios Juan Carlos Grijelmo Mintegui, presidente y consejero delegado de Parisiana, y Jesús Gil Pérez, el vicepresidente. Ambos están relacionados con varios despachos de abogados y negocios repartidos entre Madrid y Vizcaya.

Obtienen 1,3 millones por el arrendamiento del edificio sin necesidad de trabajadores, lo que apuntala unos beneficios que ascendieron a 660.000 euros en 2015 y a 650.000 euros en 2014.

Actualmente están en pleno litigio con el Concello por la duración de la concesión, que según los técnicos municipales finaliza en 2018. Parisiana, en cambio, recurrió a los tribunales para demostrar que no terminará hasta 2020.



Las dificultades de José Collazo

Al lado del hotel se encuentra el Casino Atlántico, del grupo Comar de José Collazo, que también tiene la concesión nada rentable hasta la fecha de Palexco, el centro comercial Cantones Village y el Palacio de la Ópera. Todos los negocios han atravesado dificultades los últimos años. De hecho, Collazo inició una negociación con el Concello para vender la concesión del Palacio de la Ópera.

La filial Sociedad de Fomento y Desarrollo Turístico, la propietaria de las concesiones, perdió 1,2 millones en 2015, que se sumaron a las pérdidas de 1,7 millones de 2014 y a los números rojos de 6,6 millones de 2013. Curiosamente, con el traspaso del Finisterre y La Solana a Inmobiliaria Río Mero, las concesiones más rentables en la fachada marítima coruñesa están en manos de empresas foráneas.

El Casino Atlántico también ha atravesado dificultades, pero en los últimos dos años remontó sus números, con una cifra de negocio de 2,59 millones en 2015 y unos beneficios de 116.000 euros.

Los señores de la noche

En la lista de nombres ilustres asentados en el litoral de la ciudad está el ex director general de Inditex, Juan Carlos Rodríguez Cebrián, que además de su anterior vinculación al Finisterre, armó la nueva Sala Pelícano, discoteca y sala de conciertos en pleno centro herculino. El año pasado fue el primero que estuvo operativa, por lo que habrá que esperar para conocer su rentabilidad.

Junto a él están Luis Diz y Gerardo Lorenzo, empresario pontevedrés hermano del actor Francis Lorenzo, que son a su vez responsables del Dux, otro local de ocio nocturno de la ciudad, sucursal de la discoteca homónima de Sanxenxo. El pub facturaba en torno al millón de euros, si bien la Sala Pelícano parece que superará esta cifra de negocio.

Del Playa al náutico

En Riazor, el Playa Club, negocio hostelero que reportó importantes pérdidas al Deportivo de Augusto César Lendoiro, está alquilado actualmente Juan Rodríguez Rivera, miembro del consejo de la Corporación Hijos de Rivera, y titular de Producciones Audiovisuales 15004. La firma que tiene cedida la explotación del local a Playa Club Corporación Financiera, del empresario Emilio Suárez de Ron.

También los empresarios Epifanio Campo, recientemente fallecido, y Amador de Castro, pusieron su pica a pie de mar. Fomento de Iniciativas gestiona las instalaciones náuticas ubicadas junto a la torre de control marítimo de A Coruña, espacio destinado al invernaje y reparación de barcos de recreo y a la venta y alquiler de yates.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad