Los compañeros del maquinista: “Es un hombre ejemplar”

stop

Una plataforma recoge más de 22.000 firmas en apoyo a Francisco José Garzón

El maquinista del tren Alvia, Francisco José Garzón, es ayudado tras el accidente

26 de julio de 2013 (18:22 CET)

Manos amigas se han aproximado al maquinista del tren Alvia siniestrado en Santiago de Compostela, a quien la policía acusa de imprudencia. Ingresado en el hospital, Francisco José Garzón, de 52 años y con 30 de servicio en la compañía, tendrá que explicar ante el juez por qué el tren circulaba a 190 kilómetros por hora en un tramo de 80, como se desprende de las conversaciones previas al accidente que mantuvo el empleado de Renfe con el control central.

Situado en el ojo del huracán, desde UGT y Semaf, sindicatos a los que pertenece, han tenido palabras de apoyo para su compañero. Ángel Rodríguez, secretario de organización del sector ferroviario de UGT en Galicia, lo conoce desde 1982, cuando comenzó a trabajar de ayudante ferroviario. “Le echaba gasóleo a las máquinas”, explica. Lo describe como “un hombre ejemplar” y “sensato”. “No era de los que corriera”, aseguró a EFE.

Rodríguez intentó visitarlo en el hospital, pero no lo consiguió. Asegura que está siendo tratado con tranquilizantes y que desconoce el número de fallecidos en el trágico accidente. Después del siniestro, Garzón, que atendió a las víctimas a pesar de encontrarse herido, mantuvo una conversación telefónica con la central que quedó registrada: “¡La he jodido!. ¡Me quiero morir!, dijo.

Expediente intachable


El maquinista es también una cara del drama. Por eso, sus compañeros insisten en que no se pretenda “satanizar” y “prejuzgar” al conductor del Alvia siniestrado. Garzón comenzó su carrera de maquinista hace diez años, según Rodríguez, y tras un periodo en Barcelona, donde sacó la categoría, y Madrid, “se vino a Coruña para vivir con su madre, que es ya mayor”, explica.

En el expediente del maquinista del Alvia no consta mancha alguna, según sus compañeros. “El tren lleva una caja negra que revela los excesos de velocidad en los trayectos, independientemente de que se produzca o no un accidente. Si rebasas los límites, Renfe te expediente. Él no tiene ninguna sanción por este motivo”, señaló Rodríguez en declaraciones a Radio Galega.

“Este accidente no es por el error de una sola persona. Tuvo que haber más errores. Pedimos que no le acusé ya como el culpable”, concluyó Rodríguez.

22.000 firmas de apoyo

Pero no solo sus compañeros más cercanos han salido en su defensa. La plataforma Con los maquinistas ha recogido más de 22.000 firmas en apoyo al maquinista  y para reclamar "que no sea condenado sin pruebas" y "antes de que la investigación determine las causas del siniestro".

El portavoz de la plataforma, Antonio López, ha explicado que la iniciativa fue puesta en marcha por un grupo de miembros de la Escuela de Ingeniería Civil de Valencia expertos en materia ferroviaria. Según ha indicado, en este tipo de situaciones, "es muy fácil criminalizar y condenar" a los maquinistas "sin que haya ningún tipo de prueba" y antes de que se determine "las verdaderas causas del siniestro"
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad