Los chinos de Citic inyectan 15 millones en Censa mientras desembarcan en el Celta

stop

El grupo asiático redobla su apuesta por la firma de calderería de O Porriño mientras su nombre se relaciona con otras empresas de la comunidad

Pablo Barro

Abel Caballero, Alcalde de Vigo (izq.); Ren Quinxin, representante del Grupo Citic, y el empresario Carlos Mouriño (dcha.) en 2011 | EFE
Abel Caballero, Alcalde de Vigo (izq.); Ren Quinxin, representante del Grupo Citic, y el empresario Carlos Mouriño (dcha.) en 2011 | EFE

en A Coruña, 30 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

Desde que se hizo con el control de Gándara Censa, el chino Grupo Citic no ha dejado de invertir en esta histórica empresa de calderería con sede en Porriño. Primero lo hizo con la compra, en el año 2011, y tres años más tarde con la construcción de unas nuevas instalaciones en O Porriño, que supusieron un desembolso conjunto de más de cien millones de euros.

Citic Hic Gándara Censa se ha convertido en una inversión estratégica, en un activo que desde el grupo se preocupan de tener bien atendido. El último movimiento en este sentido ha sido una ampliación de capital por 15 millones de euros inscrita el pasado 22 de septiembre en el registro mercantil, que eleva a 19,1 millones el capital resultante de la sociedad.

Fuentes de la compañía señalan que este movimiento responde únicamente a una "operación financiera" destinada a "mejorar los ratios de solvencia y financieros ante las distintas entidades" para, con ello, "afianzar la estabilidad y firmeza" de la empresa en España.

Discreción

En las últimas semanas, el nombre de Citic se ha vinculado al de otras firmas gallegas. Sin embargo, desde la compañía ni confirman ni desmienten ninguna de las operaciones que se le atribuyen.

Es el caso de la compra del Real Club Celta de Vigo. Según fuentes del sector, el holding chino ya tiene un principio de acuerdo con el presidente y máximo accionista del club, Carlos Mouriño, para adquirir su participación por una suma que sitúan por encima de los cien millones de euros. Estas mismas fuentes apuntan que la operación podría cerrarse antes de final de año.

Mouriño y Citic ya son viejos conocidos. El empresario vigués formaba parte del capital de Gándara Censa en 2011, cuando se produjo la adquisición de la factoría. Controlaba por aquel entonces el mayor paquete de acciones –representativo del 65% del capital de la sociedad– a través de Inverhismex.

Desmentido

Otra de las empresas con las que se ligó al grupo chino en los últimos días es el astillero vigués Hijos de J. Barreras. Un supuesto interés por el 51% que controla la petrolera mexicana Pemex, que a través de un portavoz no tardó en desmentir con rotundidad esta posibilidad.

Categórico fue también José García Costas, el presidente del consejo del astillero. De hecho, el directivo indicó que la firma mexicana acababa de nombrar a tres nuevos consejeros, para a continuación añadir que "no ha habido ningún acercamiento de Citic".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad