Lo que Pachi y Jorquera dijeron sin decir

stop

22 de octubre de 2012 (00:50 CET)

Las noches electorales, una vez conocidos los resultados, siempre son terreno abonado para los titulares cuando hay sonadas derrotas. Sucede en las generales y también en las autonómicas. Y aunque en la noche de ayer no saltó la sorpresa (léase, dimisiones), las valoraciones de cada uno de los líderes, además de representar un retrato fiel de sentimientos que sus rostros casi no pudieron ocultar, vienen a situar la realidad de los votos en el propio tejado de cada casa. Y en algunos casos, la debacle amenaza derrumbe interno. Veamos lo que los candidatos perdedores dijeron sin decir.

Pachi Vázquez
. Arropado por pesos pesados como Caamaño y Blanco en dos muy segundos planos, el líder socialista apeló a la altura de miras, a la serenidad y a una reflexión que comenzará a tomar cuerpo mañana. No fue más allá Vázquez ante las preguntas de los periodistas, que pedían sangre. “Abrir un escenario de profunda reflexión”. Y ahí se quedó. Algo así hizo también Touriño en la noche electoral cuando perdió la Xunta frente a Feijóo en las anteriores autonómicas, para presentar su dimisión un día después.

“Con normalidad, serenidad y responsabilidad”, sintetizó Pachi Vázquez su forma de encajar la pérdida de nada menos que siete diputados. El socialista se quedó con la sensación de “haber hecho lo que tenía que hacer”. ¿Y mañana? ¿Hará lo que tiene que hacer? ¿O lo que la Ejecutiva del PSdeG-PSOE le diga que tiene que hacer? Un dato: antes de las elecciones, muchos eran los socialistas que, en cualquier reservado, aseguraban que venía bien perder ahora con Pachi para ganar dentro de cuatro años con Pepe Blanco.

Francisco Jorquera. Si algún dirigente gallego no tiene especial apego a los cargos, ése es Francisco Jorquera. Si hay que estar en Madrid, se va. Si hay que volver a Santiago, pues en marcha. El candidato del BNG, que arremetió con dureza y un estilo que sorprendió a extraños pero no a propios, habló del “poder omnímodo” del Partido Popular, una vez más explicitado en la urnas. Y tuvo palabras para sus rivales de Anova, la gran sorpresa de la mano de Beiras, al felicitarles con la boca pequeña para a continuación advertir de la “promoción” que se “hizo” desde las “estructuras de poder” del Partido Popular “de esa opción” para “evitar que el PP sufriese erosión”. “Los mejores resultados de Xosé Manuel Beiras siempre ha coincidido con los mejores resultados del PP”, golpeó bajo Jorquera.

Es cierto que la última semana de campaña el BNG sufrió lo indecible al ver emerger a un Beiras que acaparaba titulares frente a Feijóo, en detrimento del candidato de la opción histórica nacionalista. ¿Pero esa dinámica fue solo catapultada por las redes sociales o algún otro histórico medio de comunicación tuvo algo más que ver al jalear a Anova, para alejar así sus fantasmas nacionalistas particulares? ¿Son esas las “estructuras de poder” del PP a las que se refería en su comparecencia Jorquera?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad