La Xunta dedica 600.000 a evitar cortes de luz a familias con pocos recursos

stop

El Gobierno gallego asumirá un máximo de dos mensualidades y avisará a las comercializadoras para que no procedan a dejar al cliente sin suministro

en A Coruña, 14 de diciembre de 2015 (16:23 CET)

Las empresas comercializadoras de electricidad y la Xunta han firmado este lunes un convenio para que las familias con ingresos menores de 532 euros al mes no se queden sin suministro energético en caso de un impago puntual. La Administración autonómica, que destinará 600.000 euros en 2016 para este fin, asumirá un máximo de dos mensualidades.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el conselleiro de Emprego, Economía e Industria, Francisco Conde, quien ha detallado que los posibles beneficiarios serán las familias con ingresos inferiores al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), situado en 532,51 euros mensuales, que podrán pedir la ayuda de la Xunta cuando, "por circunstancias puntuales, no puedan hacer frente al pago del recibo eléctrico" y, de este modo, evitar el corte de la luz.

Notificación

Como ha explicado, el aviso de corte que se envía a los hogares en caso de impago vendrá acompañado de información sobre esta ayuda, de modo que los consumidores podrán ponerse en contacto con la Xunta para frenar el proceso. "Nosotros automáticamente comunicamos a la comercializadora que, en caso de que se cumplan los requisitos, no proceda al corte", ha señalado el titular de Industria.

A partir de ahí, ha proseguido, la administración abona la factura "en el plazo de un mes", hasta un máximo de 200 euros; mientras que, si el corte ya se produjo, también asume el recibo y pide a la empresa el restablecimiento de la energía en un plazo de 24 horas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad