La muerte de 'Jimmy' Romero desata una campaña masiva contra la violencia en el fútbol

stop

Los ciudadanos utilizan el mensaje #NoALaViolenciaEnElFutbol para pedir a los clubes que prohíban el acceso de los violentos a los estadios

El Frente Atlético (arriba), Riazor Blues (debajo) y la fotografía del fallecido 'Jimmy' Romero

01 de diciembre de 2014 (01:06 CET)

La muerte de Francisco Javier Romero, alias 'Jimmy', ha causado un impacto social abrumador. Los ciudadanos se han movilizado a través de las redes sociales bajo un mensaje que se ha convertido en Trending Topic durante muchas horas: #NoALaViolenciaEnElFutbol.

Los aficionados al deporte han quedado conmocionados tras la trágica noticia. Especialmente al ver espeluznantes imágenes como el resultado de un navajazo, los intercambios de golpes y el lanzamientos de sillas y de artefactos explosivos.

Twitter se ha erguido como la red social a través de la que todo el mundo ha podido expresarse, hasta el punto de que durante el domingo se registraron más de cinco tendencias relacionadas con el dramático incidente. Las más destacadas han sido las siguientes: Frente Atlético (afición radical del Atlético de Madrid), Riazor Blues (ultras del Deportivo), Cerezo (presidente del Atlético) y Depor.

Los hinchas exigen medidas

Las opiniones, como no puede ser de otro modo, han sido para todos los gustos. Sin embargo, cabe destacar que el mensaje más solicitado ha consistido en pedir a los dirigentes del fútbol español que contribuyan a eliminar la lacra de la violencia en los estadios. Y por ello exigen que no se permita la entrada a los violentos a los estadios.

El máximo accionista del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, ha hablado sobre el tema para negar que conceda a los ultras ningún trato de favor: “Ni dinero, ni entradas, ni nada”.

En este sentido cabe destacar la acción ejemplar de algunos clubes de primer orden en la Liga española que, poco a poco, han alejado a los hinchas radicales de los campos de fútbol.

Barça y Real Madrid dan ejemplo contra los violentos


El Barça fue el primer club en actuar de forma contundente bajo el mandato de Joan Laporta. El entonces presidente se enfrentó a los Boixos Nois y vació un almacén que tenían en el Camp Nou lleno de bates de béisbol, palos y otros objetos peligrosos. Laporta pasó a ser el principal enemigo de los radicales y vivió permanentemente amenazado de muerte durante varios años. Los escoltas de seguridad privada se convirtieron en su sombra.

También el RCD Espanyol tomó medidas contra las Brigadas Blanquiazules del Espanyol, vetadas en Cornellà-El Prat. En el Real Madrid, el presidente Florentino Pérez ha pasado a la acción esta temporada, después de un fin del curso pasado con varios incidentes. El club blanco tampoco permite el acceso de los violentos al Santiago Bernabéu y también se ha prohibido cualquier símbolo de ideología fascista o franquista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad