La Marea apela a la épica: barre a Negreira por 4 votos y busca el gobierno en solitario

stop

A CORUÑA

Xulio Ferreiro, candidato da Marea Atlántica

A Coruña, 26 de mayo de 2015 (01:15 CET)

La Marea Atlántica apeló a la épica, igual que el Deportivo el pasado sábado ante el FC Barcelona. El equipo de Riazor logró mantenerse en Primera División al marcar dos tantos in extremis, cuando los catalanes parecían tener sentenciado todo. Xulio Ferreiro, el candidato de la llamada lista de confluencia ciudadan, también marcó un gol casi en el descuento. Este lunes, y tras horas de dudas, el Ministerio del Interior publicó los resultados finales de las elecciones en la ciudad de A Coruña, tras el escrutinio del 100% de las papeletas.

La Marea de Xulio Ferreiro logró lo que se antojaba imposible hace tan sólo unos meses: sobrepasar a la fortísima maquinaria electoral del popular Carlos Negreira. La candidatura ciudadana consiguó el apoyo de 36.842 votantes del ayuntamiento herculino. El PP, 36.838. Tan sólo cuatro sufragios de diferencia hicieron que la lista amparada por Podemos e integrada por diversas formaciones como Anova, Esquerda Unida, o Compromiso por Galicia se convirtiese en la más votada.

Empate a diez concejales

Prácticamente un empate técnico. Con un 30,89% de votos respectivamente, tanto la Marea como el PP obtienen 10 concejales. La tercera fuerza política del concello es el PSOE de Mar Barcón, con 6 ediles y 21.874 votos a las espaldas, mientras que en cuarto lugar se sitúa el Bloque de Xosé Manuel Carril, que consiguió un concejal con 6.807 sufragios a su favor. Las hipotéticas opciones de Negreira de buscar un pacto con una formación afín se colaron por el desagüe, ya que Ciudadanos no logró la representación suficiente para conseguir entrar en María Pita.

Pero, ¿por qué no se supo hasta medio día después de celebradas las elecciones el resultado final de las votaciones A Coruña? La noche del domingo, la web del Ministerio del Interior se paró al 94% de voto escrutado. Había problemas en 15 mesas electorales de la ciudad herculina, donde se jugaban unos 6.000 sufragios.

Las cuentas de Negreira

Existían diferencias entre los responsables de mesas y los interventores a la hora de interpretar varios votos. La tarde de este lunes, el Ministerio del Interior publicó el dato final, que otorga a la Marea la condición de lista más votada. Sin embargo, habrá que esperar al miércoles para saber si hay impugnaciones al resultado. Y es que, el alcalde saliente, Carlos Negreira, está convencido de que su lista contó con más apoyos entre los coruñeses.

En una comparecencia de mañana, Negreira insistió en que, según los datos de sus interventores, el PP habría obtenido 54 votos más que la Marea. A esa diferencia que aseguraba tener se aferra el conservador, que sostiene que no estaba todo perdido, y que podía revalidar su posición en la alcaldía. "La Ley de Régimen Local dice que si no hay mayoría absoluta, es proclamado el alcalde de partido más votado", insistió Negreira.

¿Pacto o gobierno en solitario?

A pesar de la esperanza, el popular no deja claro su futuro. Antes de los comicios aseguró que esta sería la última vez que se presentaría a alcalde, pero no aclaró si, en caso de no revalidar el puesto, continuaría el mandato municipal como concejal en la oposición, una incógnita que este lunes, de nuevo, siguió sin despejar.

Ahora, si nada cambia, y a la espera de ver si este miércoles se producen o no las impugnaciones, se abre un nuevo escenario de cara a la configuración del gobierno municipal. La intención de la Marea es "gobernar en solitario", aunque nada se da por seguro de momento. Los de Xulio Ferreiro necesitarán apoyos para poder sacar adelante sus iniciativas, al no poseer mayoría absoluta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad