La magnitud de la solidaridad: 1.730 donaciones en 48 horas

stop

El número de donantes que acudió al Sergas se duplicó tras el accidente

Numerosos ciudadanos acudieron a donar sangre al Centro de Transfusión de Galicia | EFE

31 de julio de 2013 (15:54 CET)

El Centro de Transfusiones de Galicia recibió 821 donaciones de sangre la noche del 24 de julio, el día que el tren Alvia descarriló en la curva de A Grandeira. Al día siguiente, las reservas de sangre estaban cubiertas y los donadores, que habían formado largas colas en la entrada del centro, fueron derivados a otros puntos sanitarios. El CTG solo abrió unas horas para informar que no eran necesarias más donaciones en ese momento. Al día siguiente, el viernes, cuando se restableció el servicio, acudieron otras 909 personas para donar.

La solidaridad de la ciudadanía con las víctimas del siniestro duplicó el número de donaciones que habitualmente recibe el Sergas. Según informó su gerente, María Nieves Domínguez, en 48 horas, las siguientes al siniestro se alcanzaron las 1,730 donaciones, cuando la media diaria se sitúa en 400.

Entre las personas que acudieron a donar, 474 se registraron como nuevos donadores, es decir, "gente que no era donadora habitual y que se acercó por primera vez".

Dispositivo reforzado

La gerente del Sergas ha explicado que en la noche del accidente "se alertó al Centro de Transfusión de Galicia para mantener la actividad más allá de las 22.00 horas, que es el horario habitual", y que el servicio "se reforzó para poder atender a la marea de donadores". El punto fijo situado en el Monte da Condesa permaneció abierto durante toda la noche, habilitándose cinco puntos más de entrevista para pacientes y una sala de extracciones que se sumó a la ya existente.

También se distribuyeron tres unidades móviles de donación en Santiago. Dos situadas junto al punto fijo del Campus Universitario y una tercera aparcada en las inmediaciones del Hospital Clínico. Por otra parte, en las ciudades de A Coruña y Vigo se abrieron los puntos fijos de donación, servicios reforzados con dos unidades móviles en A Coruña y una tercera junto al centro fijo de Vigo.

Una “marea” solidaria

Domínguez ha aprovechado la presentación de los datos para mostrar su agradecimiento "a profesionales, a donadores, a otros centros de transfusión", tanto españoles como portugueses, y a los medios de comunicación. Se refirió a "una auténtica marea solidaria de ciudadanos” para definir lo acontecido en los centros de donación en las horas siguientes al accidente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad