La dirección de Alberto Catalá en Feria Valencia, pendiente de un hilo

stop

Sus 12 años al frente de la institución no han tenido el respaldo de los principales dirigentes empresariales

18 de julio de 2011 (19:41 CET)

Alberto Catalá pierde poder en Feria Valencia. Sus 12 años de gestión al frente de la institución ferial nunca han obtenido el respaldo de los principales dirigentes empresariales valencianos.

Su nefasta visión de futuro al diseñar una costosa ampliación del recinto ferial tampoco le ha dado muchos puntos. Y le restan más sus excelentes relaciones con el lugarteniente de la trama Gürtel, Álvaro Pérez, que tenía acceso directo al empresario.

Todos las fuentes consultadas están de acuerdo en que el recinto ferial necesita un nuevo empuje. Está en la UVI, dicen. Catalá, un hombre que llegó de la mano de Eduardo Zaplana, y que tenía contacto directo con la familia Aznar, no tiene apoyos. Todo lo contrario.

Ante la resistencia de Catalá en la Feria, el Ayuntamiento ya ha anunciado que en septiembre concretará la ampliación del Palacio de Congresos diseñado por Norman Foster. Un espacio que dirige el eficiente José Salinas, que ha conseguido situarlo entre los más solicitados de España. La ampliación prevista la financiará el propio recinto de congresos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad