Hargreaves, las 'sneakers' que transformaron a un ejecutivo de banca

stop

Miguel Ángel Marín abandonó el mundo de las finanzas para convertirse en su propio jefe y lanzarse de cabeza al sector del calzado

El creador de la marca Hargreaves, Miguel Ángel Marín

en Barcelona, 09 de febrero de 2015 (20:55 CET)

Cómodas, con ese toque casual, de piel y urbanas. Son las nuevas sneakers Hargreaves que han llevado a Miguel Ángel Marín a cambiar las finanzas por el calzado. Pero, ¿por qué un directivo de la banca privada se lanzaría a un sector totalmente distinto y desconocido para él? "He trabajado en la banca varios años. Decidí que era un sector harto complicado y que era el momento de acometer mi aventura personal", explica con orgullo este nuevo empresario y emprendedor alicantino.

Desde hacía tiempo que por la mente de Marín rondaba la idea de abrir un negocio, en solitario, con el que se sintiera identificado. Entonces, un día, leyendo una noticia sobre dos emprendedores entendió que era su momento. Por su proximidad con el cluster del calzado, concentrado en Elche y Elda, y gracias algunos contactos fruto de su experiencia bancaria, se lanzó a la piscina sin pensarlo. De este ímpetu y entusiasmo surgía, hace aproximadamente un año, la marca Hergreaves con apenas 60.000 euros como inversión inicial.

Un nombre muy maternal

Y ¿por qué ese nombre? "Soy alicantino de madre inglesa. Después de un largo brainstorming y de muchas ideas pensé en utilizar mi apellido materno porque es un nombre diferente que, aunque resulta difícil de pronunciar, le da cierto toque exótico y diferente a la marca", subraya.

Marín dio a luz a Hargreaves hace año y medio pero la tienda on line comenzó su andadura hace apenas unos meses, el pasado noviembre. En principio, la venta de estas nuevas sneakers se haría, únicamente, a través internet, pero al final su fundador está negociando instalar la firma, también, en algunas boutiques de España y del extranjero.

"Estamos negociando y cerrando acuerdos. Esta semana vamos a Madrid, pero también iremos a Barcelona y a las principales ciudades. Nos interesa que las tiendas tengan personalidad", matiza. Marín incluso está negociando con una cadena de distribución de Arabia Saudí y está intentando desarrollar una vía de accseo en Nueva York, Londres y París.

'Made in' Alicante

Sin embargo, los comienzos en un sector desconocido no suelen resultar fáciles. Así lo confiesa este emprendedor que tras apostar por un calzado urbano y deportivo se puso manos a la obra para acceder a materiales de primera calidad, con diseñadores de primera línea y fabricantes españoles.

La idea que perseguía Marín era confeccionar un producto made in Spain y huir de las producciones made in China, India u otros países por los que sí apuestan grandes cadenas para abaratar costes. Por ello, unas sneakers de Hargreaves cuestan 185 euros. La fabricación se centra en Elche, aunque una pequeña parte del proceso productivo se realiza en Almansa. "No me quiero ir fuera de España para que la calidad que reciba el cliente sea la que yo quiero", detalla.

El diseñador con el que trabaja Marín, cuyo nombre ha querido preservar en el anonimato, asegura que es una apuesta firme y segura, ya que ha trabajado para otras grandes firmas de la talla de Jimmy Choo o Chloé.

Elegante por fuera, atrevido por dentro

Lejos de seguir tendencias más llamativas, rockeras, con tachuelas y estampados, Marín buscaba para sus sneakers elegancia por dentro con un toque atrevido en el interior. Por ello, los modelos son sobrios aunque esconden colores más vivos y un grabado en la parte de dentro. "Pretenden reflejar que vas elegante porque quieres. Que no necesitas llamar la atención, por ello, el toque de rebeldía está en el interior", explica.

Marín --que cuenta ahora con un equipo de cinco personas--, aunque ha decidido apostar por las boutiques como otro canal de venta, descarta, de momento, lanzarse a los brazos de gigantes del e-commerce como Amazon. "Estudié la idea, pero la he descartado porque la marca merece una exclusividad que Amazon no ofrece", señala.

De momento, la acogida ha sido buena y aunque no quiere aventurar si cumplirá con sus expectativas, en cuanto a ventas, sí asegura que cuando entre en beneficios, dedicará parte de ellos a proyectos solidarios por una cuestión de principios, según confiesa. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad