Guerra total entre los sindicatos agrarios y el dueño de Leche Río

stop

SECTOR LÁCTEO

Protesta de ganaderos gallegos por la entrada de leche foránea | Archivo

en A Coruña, 05 de agosto de 2015 (18:12 CET)

Las declaraciones del propietario de Leche Río, Jesús Lence, en las que aseguraba que las tractoradas en protesta por la bajada de los precios de la leche respondían más al afán de los sindicatos por ir de fiesta no han dejado indiferente a nadie. A pesar de reconocer que están "acostumbrados" a este tipo de comentarios, representantes sindicales como Roberto García, secretario en Galicia de Unións Agrarias, no ha dudado en calificarlos de "sin sentido" que raya la línea "de lo admisible y normal".

 

García ha destacado que este tipo de "exabrupto" descalifica a la persona que los hace y que en un momento como el actual, en el que los ganaderos luchan por sacar adelante sus explotaciones, es también "una falta de respeto".

 

Más reacciones

 

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Lugo, Miguel Fernández, quien confesó que las declaraciones de Lence le habían causado "estupor y rechazo". "Es una falta de respeto a los profesionales del sector lácteo que se encuentran en una situación complicada y esto no contribuye a buscar soluciones", lamentó.

 

Por su parte, desde la Federación Rural Gallega, Elías Somoza coincide en lo inoportuno de las declaraciones del propietario de Leche Río del que, recordó, que "fue quien empezó a dejar leche sin recoger". Asimismo, denunció que algunos ganaderos cobraban "menos de veinte céntimos" por venderle la leche y denunció que, si actúa de esta manera, es porque "realmente la Xunta se lo permite".

Las declaraciones del propietario de Leche Río, Jesús Lence, en las que aseguraba que las tractoradas en protesta por la bajada de los precios de la leche respondían más al afán de los sindicatos por ir de fiesta no han dejado indiferente a nadie. A pesar de reconocer que están "acostumbrados" a este tipo de comentarios, representantes sindicales como Roberto García, secretario en Galicia de Unións Agrarias, no ha dudado en calificarlos de "sin sentido" que raya la línea "de lo admisible y normal".

 

García ha destacado que este tipo de "exabrupto" descalifica a la persona que los hace y que en un momento como el actual, en el que los ganaderos luchan por sacar adelante sus explotaciones, es también "una falta de respeto".

 

Más reacciones

 

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Lugo, Miguel Fernández, quien confesó que las declaraciones de Lence le habían causado "estupor y rechazo". "Es una falta de respeto a los profesionales del sector lácteo que se encuentran en una situación complicada y esto no contribuye a buscar soluciones", lamentó.

 

Por su parte, desde la Federación Rural Gallega, Elías Somoza coincide en lo inoportuno de las declaraciones del propietario de Leche Río del que, recordó, que "fue quien empezó a dejar leche sin recoger". Asimismo, denunció que algunos ganaderos cobraban "menos de veinte céntimos" por venderle la leche y denunció que, si actúa de esta manera, es porque "realmente la Xunta se lo permite".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad