Feijóo advierte: "No me parece normal lo que ocurre en Santiago"

stop

El presidente de la Xunta reclama "explicaciones amplias" a la corporación y "disculpas concretas" a los implicados

Alberto Núñez Feijóo comparece ante los medios tras el Consello

14 de febrero de 2013 (15:50 CET)

La Operación Manga también ha golpeado al Concello de Santiago. La investigación derivada de la Operación Pokemon se ha saldado con la detención este jueves del concejal de Seguridad del consistorio compostelano, Albino Sánchez Aldrey, y del exasesor del PP Ángel Luis Espadas. Los agentes de aduanas inspeccionaron también la vivienda del anterior alcalde de Santiago, Gerardo Conde Roa, además de la del concejal detenido.

La permanente sombra de corrupción que planea sobre el Ayuntamiento se está volviendo inadmisible para el presidente de la Xunta, que ha ido endureciendo su discurso a medida que se amontonaban las imputaciones. “No me parece normal lo que está ocurriendo en el Concello de Santiago y a ningún ciudadano le parece normal”, criticó Núñez Feijóo, tras conocer la última investigación.

Sin aludir a alguien en concreto, Feijóo advirtió que serán necesarias "explicaciones amplias y disculpas concretas" tras las últimas detenciones.

Golpeados por la corrupción

El presidente de la Xunta ha evitado responder a preguntas concretas. Simplemente ha manifestado su deseo de que la justicia “siga actuando” y ha aplazado la toma de decisiones hasta que se produzcan las declaraciones de los nuevos detenidos.

Mientras, el concello de Santiago sigue envuelto en incertidumbre. Hace apenas unos meses vio como imputaban a su alcalde, Ángel Currás, en el marco de la Operación Pokemon. Sobre el regidor compostelano pesa también una segunda imputación por prevaricación y acoso moral, a raíz de la denuncia de un agente de la policía local.

Currás llegó a la alcaldía para substituir a Gerardo Conde Roa, que dimitió golpeado por un supuesto fraude fiscal derivado del impago a Hacienda de más de 291.000 euros y que también está siendo investigado en la Operación Manga. De hecho, los agentes de aduanas se han llevado este jueves de su domicilio varias cajas de documentación relacionada con la investigación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad