Ernest Maragall, de la moqueta al entusiasmo juvenil

Ernest Maragall, de la moqueta al entusiasmo juvenil

El eurodiputado, elegido en las filas de Esquerra, cree un error del sistema la condena a ocho jóvenes por asediar el Parlament

Ernest Maragall se siente liberado. Y ha criticado con contundencia la decisión del Tribunal Supremo de imponer una pena de tres años de prisión por delito contra las altas instituciones del Estado a ocho de los participantes en el asedio al Parlament en junio de 2011, justo cuando se iban a votar los presupuestos de la Generalitat.

 "¿Estamos todos locos o qué pasa?", aseguró Maragall, en Rac1, en referencia a esa condena. El Supremo acabó anulando en parte las absoluciones que había acordado la Audiencia Nacional.

Concejal y consejero en la Generalitat

Maragall apoya a esos "jóvenes" al entender que no ocurrió nada, y que los diputados tardaron más, pero llegaron al Parlament.

Con 72 años, eurodiputado con su partido MES, pero elegido en las filas de Esquerra Republicana, y tras abandonar el PSC, Maragall ha olvidado con celeridad sus tiempos "institucionales" en Cataluña. Fue concejal de Hacienda, y de Presidencia, en el Ayuntamiento de Barcelona, con su hermano, Pasqual Maragall, como alcalde. Y con José Montilla, de Presidente de la Generalitat acabó ejerciendo de consejero de Educació. La moqueta ya queda lejos.

 

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad