El Vaticano, donde más vino se bebe por habitante

stop

Cada ciudadano consume 73 litros al año, 27 más que en Andorra, segundo país en el ranking mundial

Consumo de vino por habitante y mercados / CompareCamp.com

07 de octubre de 2014 (21:44 CET)

A la Santa Sede le gusta el vino. Tanto es así que en el Vaticano es donde más vino se consume por habitante en el mundo. Cada ciudadano bebe 73,8 litros de media al año. ¿Serán las misas u otras ceremonias eclesiásticas? Sea como fuere, el Vaticano lidera el ranking de los países donde más vino se consume, aunque relacionar Iglesia y alcohol pueda resultar contradictorio.

Sin embargo, hay que destacar que se trata de un país con una población muy reducida. En la casa del Papa conviven menos de un millar de personas. Pero los 73 litros por persona distan, y mucho, de las cifras que presentan otros países en el top del ranking. Andorra se coloca en el segundo puesto, con 46,4 litros de vino consumido por ciudadano en un año. De modo que, los habitantes de la Santa Sede beben 27 litros más que los andarranos.

Los estadounidenses, grandes aficionados al vino

Y, entre los países con mayor población, destaca Francia entre las primeras posiciones, con 65 millones de habitantes. Cada francés bebe 44,2 litros de vino durante 12 meses. La afición de Francia a esta bebida es mayor que la de otros países europeos, como Portugal o Suiza, que consumen poco más de 40 litros por persona. O el gigante de Estados Unidos, donde apenas bebe 10 litros de vino cada ciudadano.

Estos son los principales consumidores de vino per cápita, pero ¿qué hay de los mercados líderes? Aquí, los protagonistas son otros. En 2013, Estados Unidos desbancó a Francia, que hasta ahora aguantaba la corona. La balanza se ha decantado en favor de los estadounidenses, quienes compraron 29,1 millones de hectolitros de vino el año pasado. Esta cantidad, aunque apenas supone un crecimiento del 0,5%, ha sido suficiente para arrebatarle el primer puesto a los franceses.

Francia bebe menos

El consumo de Francia se ha resentido en el último ejercicio con una caída del 7%, hasta los 28 millones de hectolitros, según los datos ofrecidos por la Organización Internacional del Vino.

En España, a pesar de ser uno de los mayores productores, también han cambiado los hábitos de consumo y no se encuentra entre los principales mercados del mundo. Así, tras los estadounidenses y franceses, se hallan los italianos y los alemanes.

En todos estos mercados se compraron más de 20 millones de hectolitros de vino, mientras que el Reino Unido cierra el top five con apenas 12,7 millones en un año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad