El Tesoro coloca más de 3.000 millones con un interés por encima del 5%

stop

SUBASTA CARA

Analistas en la bolsa de Madrid

19 de junio de 2012 (12:12 CET)

Muy cara ha salido la primera emisión de deuda tras el rescate para el Tesoro Público. Los mercados no han perdonado y la prima de riesgo, disparada tras el anuncio del préstamo, ha hecho que la subasta de letras del Tesoro se haya convertido en una de las más caras.

El Tesoro Público ha colocado 3.040 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, aunque se ha visto obligado a situar el interés por encima del 5% para cerrar con éxito la emisión. Aún así, este organismo ha logrado superar sus expectativas, ya que esperaba captar entre 2.000 y 3.000 millones de euros. Además, la demanda ha sido alta y ha superado los 8.000 millones de euros, casi el triple de lo finalmente colocado.

En concreto, el Tesoro ha colocado 2.400 millones en letras a 12 meses, aunque ha subido el interés medio al 5,074% desde el 2,985% anterior. El tipo marginal ha pasado del 3,099% al 5,200%, el mismo nivel que alcanzó el pasado mes de noviembre.

Además, el Tesoro ha emitido 640 millones de euros en letras a 18 meses, aunque ha elevado el interés medio hasta el 5,107% desde el 3,302% de la subasta de mayo. El interés marginal ha escalado al 5,350%, ligeramente por encima del máximo de noviembre (5,320%), lo que supone la cifra más alta de la serie histórica.

A niveles de noviembre

Tanto en las letras a 12 meses como en el papel a 18 meses, el organismo ha elevado la rentabilidad a los niveles registrados el pasado mes de noviembre, cuando la escalada de los intereses impulsó las subastas de liquidez del Banco Central Europeo (BCE).

La diferencia es que en ese momento la tensión de la deuda española no era la misma ya que la prima estaba por debajo de los 500 puntos. En estos momentos, el diferencial del bono español a 10 años (7,2%) con el alemán se sitúa en el entorno de los 580 puntos y eso ha castigado la subasta.

La primera mal, ¿la segunda?

Se trata de la primera subasta que celebra el organismo tras las elecciones griegas y después de que el Gobierno español declarara su intención de pedir ayuda a la Unión Europea para sanear su sistema financiero. Pero dentro de poco habrá más.

El jueves el organismo se someterá a un nuevo examen con una subasta de bonos con vencimiento el 30 de abril de 2014 y una vida residual de 1,8 años con un objetivo de hasta 2.000 millones de euros. El cupón se ha fijado en el 3,4%, el interés corrido en el 0,53% y el depósito previo en el 104%. También emitirá bonos que vencerán en 2015 y subastará obligaciones para 2017.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad