El PP pierde la gestión de más de 800 millones en Galicia tras las municipales

stop

Solo A Coruña, Santiago y Ferrol manejan 432 millones de presupuesto este año, y  las dos diputaciones que ceden los populares suman otros 320 millones

Diego Calvo y Rafael Louzán, presidentes salientes de las diputaciones de A Coruña y Pontevedra

A Coruña, 26 de mayo de 2015 (00:00 CET)

Las elecciones municipales son votos, alcaldías y concejales, pero también números. Y euros. Con el retroceso del PP en las grandes ciudades y la pérdida de dos diputaciones se esfuman más de 800 millones de presupuesto público para el partido de Núñez Feijóo. Solo los dos organismos provinciales de Pontevedra y A Coruña suman la gestión de recursos por 320 millones de euros. Y las alcaldías de A Coruña, Santiago y Ferrol cuentan con un presupuesto conjunto de otros 432 millones que ahora deja de manejar el PP. El pellizco es gordo: los 314 municipios gallegos tienen un presupuesto conjunto de algo más de 2.100 millones.

El batacazo de Carlos Negreira representa, en volumen gestionado por el Concello de A Coruña, nada menos que 252 millones de euros para este año, a los que, si se añaden los gastos de personal en las cuentas consolidadas, la cifra se sitúa en 275,8 millones. La Diputación de A Coruña, hasta ahora en manos del PP, cuenta con un volumen de recursos públicos gestionado de otros 171,3 millones. En ambos casos, ayuntamiento y diputación, sus cuentas se incrementaron en este año electoral un 3,2 y un 9%, respectivamente.

Otros organismos y entes

Sin salir del ámbito provincial, la Diputación de Pontevedra, que pasará a manos socialistas, maneja unos 148,4 millones, mientras que ayuntamientos como Santiago (102,6 millones para este año) y Ferrol (53,9 millones) cierran el grupo de las grandes ciudades, con mayor presupuesto que dejarán de estar gobernadas por los populares.

Pero la suma resulta mucho mayor si se tienen en cuenta otros organismos y empresas públicas. Por ejemplo, todo parece indicar que el PP dejará de presidir la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp), ahora en manos de José Manuel Rey Varela, alcalde popular de Ferrol. Otro millón de euros menos de presupuesto en manos del PP. Si se tienen en cuenta empresas públicas la cifra se dispara. En A Coruña, solo Emalcsa, de titularidad municipal, cuenta con unos ingresos superiores a los 23 millones. Y Tranvías, concesionada, suma otros 22 millones de presupuesto de ingresos. Ambas estarán ahora bajo la órbita de Xulio Ferreiro y la Marea Atlántica.

Deuda como herencia

Pero las nuevas formaciones, y los socialistas, no sólo heredan gasto. También deuda. Y abultada. En el caso de A Coruña, y con datos de Hacienda correspondientes a la liquidación de 2013, la deuda viva con entidades financieras que deja Carlos Negreira se sitúa en 78,3 millones, mientras que el Concello de Santiago tenía dicho año un endeudamiento de 56,8 millones, y el de Ferrol, de 30,7 millones.

Proporcionalmente a los habitantes, es decir, medido en términos per cápita, Compostela es, de los grandes ayuntamientos gallegos, el que cuenta con una deuda viva más alta. Ahora la tendrá que gestionar Martiño Noriega. Vigo, Lugo y Pontevedra son, en términos cuantitativos, las grandes ciudades gallegas menos endeudadas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad