El maquinista frenó tarde porque creyó que estaba en otro tramo

stop

José Francisco Garzón está en libertad con cargos, inhabilitado y sin pasaporte

 Garzón es trasladado en un coche de la Policía Nacional a los juzgados | EFE

29 de julio de 2013 (15:30 CET)

El exceso de velocidad del tren Alvia siniestrado en Santiago estaba prácticamente confirmado y el propio maquinista, José Francisco Garzón, lo reconoció ante el juez en su declaración. El convoy entró a a 190 kilómetros por hora en una curva limitada a 80.

¿Por qué? En su relato ante el juez, José Francisco Garzón reconoció un "despiste". Creía que estaba en otro punto del recorrido y cuando frenó, que llegó a hacerlo, ya era demasiado tarde, informa EFE.

79 homicidios por imprudencia profesional


El titular del Juzgado número 3 de Santiago, Luis Aláez, interrogó durante dos horas al conductor del Alvia, que llegó a dependencias judiciales sobre las 18.20 horas en un vehículo de la policía con los cristales tintados. Accedió al edifico esposado y custodiado por los agentes, que formaron un cordón policial para alejar a los medios de comunicación.

El juez imputa a Garzón 79 delitos de homicidio, tantos como víctimas mortales ha provocado hasta ahora el siniestro, y una pluralidad de delitos de lesiones, todos ellos cometidos por imprudencia profesional.

Medidas cautelares


Según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), ninguna de las partes solicitó prisión para el maquinista, al no apreciarse riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas, las dos condiciones que impone la justicia española para decretar prisión en estos casos.

El juez ha acordado su libertad provisional sin fianza, pero el maquinista tendrá que comparecer semanalmente en el juzgado que se designe. Además, se le ha prohibido salir del territorio nacional sin autorización judicial durante seis meses y se le ha intervenido de forma cautelar la licencia profesional para la conducción de ferrocarriles por igual plazo.

Aparte del juez y del fiscal del caso, Antonio Roma, en el testimonio del maquinista, que el pasado jueves se había acogido a su derecho a su declarar ante la Policía, este domingo estuvieron presentes, como partes personadas en la causa Renfe, Adif y las dos compañías aseguradoras, Allianz y QBE.

Caja negra, siguiente paso


Tras el testimonio del conductor del tren, previsiblemente el siguiente paso en la investigación judicial será analizar la información de las cajas negras del convoy. Está previsto que se abran este martes.

El contenido será analizado por la Policía Judicial, que remitirá un informe al juez instructor, Luis Aláez. En la apertura de las cajas negras, que permanecen bajo custodia policial, estará presente el director de Seguridad de Circulación de Renfe, así como una comisión judicial que dará fe de ello.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad