El maquinista del Alvia, imputado por exceso de velocidad

stop

¡Voy a 190 km/h y voy a descarrilar!”, palabras de uno de los conductores del tren antes de la tragedia

25 de julio de 2013 (13:41 CET)

El juez ha ordenado a la policía que tome declaración al conductor del tren Alvia accidentado en Santiago de Compostela (Galicia) como imputado. Momentos antes de la tragedia, en una conversación a través de la radio con la central de Renfe gritó: “¡Voy a 190 km/h y voy a descarrilar!”.

El accidente es el mayor siniestro ferroviario del año en el mundo. El peor en siete décadas en España. Han muerto 78 pasajeros y más de un centenar de heridos permanecen en el hospital. Veinte de ellos en estado muy grave. La investigación apunta a que fue, preciesamente, el exceso de velocidad la causa del descarrilamiento mortal.

"Somos humanos"


“Somos humanos, somos humanos, espero que no haya muertos porque caerán sobre mi conciencia”, se lamentaba en una conversación telefónica tras la tragedia el empleado de Renfe. En la misma llamada, con el tren partido en dos, admitía su culpa. “Descarrilé, qué le voy a hacer, qué voy a hacer”, informa EFE.

Los dos maquinistas han superado el accidente prácticamente ilesos. En el vídeo del impacto se aprecia como la colisión recayó con dureza entre los cinco primeros vagones. No queda claro cuál de los dos maquinistas conducía el convoy ni quién habló por teléfono con la central de Renfe. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), ha decretado tres días de luto oficial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad