El juez ordena revisar el concurso de Martinsa y buscar culpables

stop

LIQUIDACIÓN

Fernando Martín, expresidente de Martinsa Fadesa

A Coruña, 23 de marzo de 2015 (00:00 CET)

Déjà vu en la a liquidación de Martinsa-Fadesa, que promete sorpresas. El juez que lleva el proceso de la inmobiliaria ha ordenado la reapertura de la sección de calificación en todos los concurso del grupo inmobiliario (Fadesa y hasta cinco firmas patrimoniales de Fernando Martín) para "determinar las causas del incumplimiento del convenio" y "las responsabilidades a las que hubiere lugar". Así lo recoge el edicto firmado por Pablo González-Carreró Fojón, titular del Juzgado de lo mercantil número uno de A Coruña, que en breve dejará su puesto.

El juez ordena también la incorporación a la sección de calificación de todas las actuaciones anteriores. González-Carreró da diez días de plazo para que "cualquier interesado o persona con interés legítimo pueda personarse en la sección de calificación". De todo ello se encargaran los administradores concursales que en su día nombró el juez, y que ahora, de nuevo, llevarán a cabo el proceso de liquidación: Antonia Magdaleno, Ángel Marín Torres (KMPG, en representación de la CNMV) y Antonio Moreno (Bankinter).

¿Y qué implica la reapertura de la sección de calificación? Pues, básicamente, que los tres administradores deben revisar el proceso y resituar las causas de la liquidación, demostrando si hubo dolo o no. A ello se sumarán los procedimientos que ahora se deriven de esas personaciones de particulares, en gran medida acreedores.  Por tanto, el juez deja la puerta abierta a que se califique el concurso de nuevo, con la posibilidad de que finalmente sea doloso. Y esto tiene su enjundia, ya que acabaría en manos de la Fiscalía.

El juez González-Carreró, ascendido

La reapertura de la fase de calificación incumbe a Martinsa directamente, pero también a una serie de filiales controladas por Fernando Martín: Town Planning Consultores, Fercler, Jafemafe, Inomar e Inmobiliaria Marplus. Cuando suspendió pagos Martinsa, los administradores descartaron calificar el concurso como culpable o doloso, cuestión a la que no se opuso la Fiscalía, que ahora tendrá que revisar de nuevo sus conclusiones.  

En 2011, el vendedor de la antigua Fadesa, el empresario Manuel Jove, ya había solicitado al juzgado que el concurso fuese declarado culpable y reclamó al juez que Martín fuese inhabilitado hasta 15 años para ejercer cargo de administrador, así como a pagar una indemnización de 1.800 millones.

González-Carreró, el juez que llevó desde el 2008 la suspensión de pagos de Martinsa, no será quien firme la liquidación definitiva de la inmobiliaria. El titular del Mercantil número uno de A Coruña pasará a la Audiencia Provincial de A Coruña en calidad de magistrado. Todo parece indicar que su destino, que todavía no es oficial, será la sección sexta de la Audiencia Provincial, que está ubicada en Santiago y que tiene competencias en materias civil y penal.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad