El Ibex rebota un 2,12% sin razones de peso y con todos los frentes abiertos

stop

BOLSAS

Nerviosismo en las bolsas

23 de septiembre de 2011 (18:14 CET)

Ha terminado una semana bursátil muy dura. Lo hace con una subida del 2,12% en el Ibex que limita las pérdidas de los últimos siete días al 4,6% que dejan al selectivo por debajo de los 8.000 puntos. O, lo que es lo mismo, en la encrucijada que supone que todos los grandes frentes en los que las bolsas se la juegan siguen abiertos.

La última sesión de la semana ha sido el escenario de un rebote técnico. Las incertidumbres están por todo lo alto, pero al menos hoy no ha habido más noticias negativas. Suficiente para una mejora de las cotizaciones que en absoluto supone el más mínimo cambio de escenario y que ha sido liderada por los dos grandes bancos, castigadísimos días atrás, que han permitido que la bolsa española sea la que más sube, con diferencia, entre las europeas.

La realidad es que el día apenas ha aportado nada. Si acaso las promesas del G-20 de responder de forma contundente a los problemas de las grandes economías. Palabras que han pasado inadvertidas en los mercados, que si algo han aprendido en los últimos meses es que en el escenario actual las grandes declaraciones son tan efímeras como inservibles.

Deuda griega

El foco sigue puesto en el pánico a la recesión a uno y otro lado del Atlántico. En los recurrentes rumores de que la quita de la deuda griega será del 50% y en las necesidades de recapitalización del sector financiero, que este viernes ha vivido una jornada de tregua que previsiblemente durará muy poco.

El día ha sido de recuperación en todos los frentes. El euro ha ganado terreno frente al dólar hasta 1,3532 y la prima de riesgo se ha relajado hasta los 347 puntos mientras que la italiana se ha alejado bastante del nivel muy peligroso de los 400 puntos básicos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad