El 'hattrik' de la duquesa

stop

Tras superar los impedimentos familiares, la aristócrata Cayetana Fitz-James Stuart se ha casado con el funcionario, Alfonso Díez de Carabantes, en Sevilla

La duquesa de Alba y Alfonso Díez

05 de octubre de 2011 (19:19 CET)

Con este hattrik la moderna duquesa ha dado el “sí, quiero” en la más estricta intimidad con tan solo 35 invitados en el Palacio de Dueñas, una de las principales casas históricas de la ciudad, de gran valor arquitectónico y también artístico por su valioso contenido.

La casa de Alba ha concedido la exclusiva a la revista Hola, que esta mañana anunciaba sacar su publicación este viernes en vez del jueves con motivo del enlace.

Vitorio y Lucchino han sido los encargados de vestir a la protagonista y decorar la capilla. Con un vestido acorde a su tendencia “hippie-kitch”, los modistos han conseguido reflejar en la duquesa su espíritu juvenil que tanto la caracteriza.

La avalancha de medios y curiosos han obligado a la policía local de Sevilla a intervenir por la seguridad en los alrededores del palacio.

La incombustible Cayetana, con esta boda, suma la tercera vez que pasa ante el altar, aunque en sus anteriores matrimonios, hay que remarcar, no ha habido divorcios. La primera fue el año 1947 con el hijo del duque de Sotomayor, Luis Martínez de Irujo, que la dejaría viuda y con seis hijos. En 1978 se casó con Jesús Aguirre y Ortiz de Zárate, 11 años menor, que pasados 23 años fallecería dejándola viuda de nuevo.

Haciendo honor al dicho “a la tercera va la vencida”, este miércoles se casaba con Alfonso, 24 años menor. Acompañada de su hijo mayor y su mejor amiga como testigos, el duque de Huéscar y Carmen Tello, respectivamente.

Además de los preparativos de boda y todo el ajetreo que causa un evento así, para no crear posibles conflictos familiares, la duquesa ha preferido repartir en vida su herencia. En la que cedió la mayor parte de sus posesiones inmobiliarias a sus hijos, guardándose así, el usufructo para sí misma.

Entre los asistentes a la boda, se ha echado en falta a dos de sus hijos. La “duquesita” Eugenia Martínez de Irujo anunciaba la noche del martes con un comunicado que no asistiría al importante día de su madre por haber contraído varicela y Jacobo que no ha hecho declaraciones después de los conflictos familiares que se han estado suscitando los últimos días.

Entre los que sí han acudido al enlace se encontraban Francisco Ribera Ordóñez sin acompañante, Maria Eugenia Fernández de Castro, ex mujer de Jacobo Martínez de Irujo o Cayetano Martínez de Irujo con la modelo Eva González. Tres párrocos han oficiado la ceremonia, entre ellos Ignacio Sánchez, confesor de la aristócrata desde hace años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad