El fútbol gallego se moviliza en contra de la sentencia del 'Prestige'

stop

Jugadores, técnicos y aficiones de Celta, Deportivo y Lugo enarbolaron la bandera de 'Nunca Máis' en Balaídos y Riazor

30 de noviembre de 2013 (20:47 CET)

Galicia sigue reclamando justicia. Después de que la sentencia judicial dejase sin castigo a los responsables de la mayor catástrofe ambiental en la historia de España, el fútbol ha querido aportar su granito de arena y convertirse en el mejor altavoz posible para un pueblo que este fin de semana levantará la voz en contra de la impunidad.

Las banderas de 'Nunca Máis' volvieron a hacer acto de presencia en los estadios once años después de aquel 1 de diciembre en el que Galicia entera se echó a la calle. Las movilizaciones previstas nuevamente para este domingo en ocho ciudades gallegas tuvieron su aperitivo este sábado en los compromisos de los tres equipos profesionales de la región. Concretamente, en el Celta-Almería de Balaídos y en el derby de Segunda entre Deportivo y Lugo en Riazor. La acción, promovida por la plataforma Nunca Máis y apoyada por grupos de apoyo como Siareiros Galegos, fue seguida por las tres aficiones, que en el minuto 10 de sus respectivos partidos aparcaron sus colores para expresar su oposición a la sentencia al grito de "nunca máis".

Balaídos y Riazor, unidos por un día


En Vigo, la práctica totalidad de peñas celestes se sumaron a una iniciativa que ha acabado siendo un éxito y que al igual que sucede con los gritos en favor de la independencia en el Camp Nou puede acabar convirtiéndose en un ritual. Desde el Colectivo Nós, a los Celtarras, pasando por otros grupos de animación como Carcamáns, Merlegos, Preferencia Celeste o Irmandiños 1923, cientos de aficionados celtiñas acudieron al estadio con banderas y pancartas de 'Nunca Máis'.

“Como afición, pero sobre todo como pueblo, hay que dejar bien claro que esta sentencia es una vergüenza y un insulto”, expresaron las peñas a SermosGaliza. La acción, que fue recogida por las cámaras de Canal Liga y por los micrófonos de la radio pública gallega (RG), corrió el peligro de verse deslucida, al coincidir prácticamente con el primer gol del Almería. Sin embargo, en un emotivo gesto, los aficionados del Celta pasaron en cuestión de segundos de los gritos de apoyo a su equipo al "nunca máis".

Minutos después, en Riazor, las aficiones de Deportivo y Lugo también unieron sus voces para reclamar justicia en una iniciativa que fue también destacada por los profesionales de La Sexta y la Radio Galega en sus respectivas retransmisiones. Previamente, futbolistas y técnicos gallegos de ambos clubes habían posado por separado ante las cámaras con la bandera que durante estos 11 años se ha convertido en el símbolo de un pueblo en desacuerdo con la gestión de la catástrofe por parte de sus políticos. Una vez más, el fútbol no se ha quedado de brazos cruzados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad