El consejo de administración aprueba el nuevo código de conducta ambiental del Puerto de A Coruña

stop

La adhesión a la normativa y su cumplimiento es obligatoria para todas las empresas, e incluye las instalaciones de Langosteira

A Coruña, 01 de mayo de 2015 (00:00 CET)

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria ha aprobado este miércoles la actualización del Código de Conducta Ambiental del Puerto de A Coruña, que sustituye al que estaba en vigor desde el año 2009 e incorpora a su ámbito de aplicación la dársena exterior de Punta Langosteira.

Además de extender al Puerto Exterior las exigencias de conducta ambiental que se vienen aplicando en el puerto interior, el nuevo código recoge las novedades legislativas que entraron en vigor en estos seis años, que son más exigentes, y está más ajustado a la realidad del Puerto de A Coruña, con aportaciones de las propias empresas usuarias y concesionarias.

Protección del medio ambiente

El Código de Conducta Ambiental, basado en el principio de autorregulación de la Organización Europea de Puertos Marítimos (ESPO), es una herramienta para que los usuarios de servicios e instalaciones, titulares de concesiones o autorizaciones, o personas que realicen cualquier actividad comercial en el puerto, asuman la protección del medio ambiente como parte de la cultura portuaria, favoreciendo el desarrollo sostenible y convirtiéndose en un factor positivo de competitividad.

El código abarca todos los aspectos ambientales vinculados a las actividades portuarias, desde gestión de los residuos hasta calidad del aire, emisiones, calidad del suelo y de las aguas, olores, etcétera, y se aplica a los diferentes sectores presentes en los muelles coruñeses, como son los graneles líquidos y sólidos, pesca, embarcaciones deportivas, talleres o empresas constructoras. La adhesión al código y el cumplimiento de sus instrucciones es obligatoria para todas las empresas que presten servicios generales, portuarios o comerciales, y es indispensable para que éstas puedan beneficiarse de bonificaciones económicas por buenas prácticas ambientales.

Galigrain y Pérez Torres

El Consejo de Administración, por otra parte, aprobó una modificación de la concesión de 10.000 metros cuadrados que tiene Galigrain en el Puerto Exterior, al objeto de autorizar la carga y descarga no solo de graneles, sino de cualquier tipo de mercancía; y autorizó la incorporación de una nueva grúa de Pérez Torres Marítima, también para las operaciones de carga y descarga que realizará esta empresa en Punta Langosteira en la nave que está construyendo, de 10.000 metros cuadrados. Además, Pérez Torres ha solicitado duplicar su capacidad de almacenaje en la dársena exterior con la edificación de una segunda nave de 10.000 metros, tal como recoge hoy el Boletín Oficial del Estado.

Tanto Galigrain como Pérez Torres prevén iniciar el movimiento de mercancías en estas instalaciones en el segundo semestre de este año, sumándose así a Terminales Marítimos de Galicia, que desde el pasado mes de febrero descarga coque y cereales con los medios de los que dispone en Punta Langosteira y se dispone también a ampliar sus almacenes.

La rentabilidad de la dársena

El Consejo valoró muy positivamente el hecho de que las tres empresas estibadoras que operan en el puerto coruñés cuenten ya con concesiones, instalaciones y medios de gran capacidad en el Puerto Exterior, programando además ampliaciones sobre sus solicitudes iniciales, lo que viene a demostrar su apuesta por la nueva dársena.

En el transcurso del Consejo, el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, informó asimismo de la marcha de las obras del contradique, detallando que en marzo se habilitaron las instalaciones auxiliares para la fabricación de bloques de hormigón y el muelle cargadero para los gánguiles, habiendo comenzado ya el vertido marítimo de áridos y la producción de bloques.

Contactos con nuevas empresas

En lo relativo al plan comercial, Losada informó de recientes contactos con empresas siderúrgicas, metalúrgicas y de otros sectores como el eólico y de graneles líquidos, de cara a propiciar su implantación en el Puerto Exterior.

Al término de la sesión, los consejeros realizaron un recorrido por las obras del túnel de la Marina, cuya construcción está prácticamente ultimada a falta de los últimos remates que permitan su entrada en servicio en los próximos días.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad