El BCE dice que la unión monetaria está en peligro por la crisis de deuda

stop

EUROESCÉPTICOS

22 de septiembre de 2011 (14:03 CET)

Un estudio del Banco Central Europeo (BCE) titulado El Pacto de Crecimiento y Estabilidad. Crisis y reforma, señala que la crisis de deuda en la eurozona pone en peligro la sostenibilidad de la unión monetaria. Según el documento, la tormenta en los mercados europeos es un ejemplo del fracaso político en la unión y advierte de que los grandes desequilibrios fiscales en la zona euro y la grave situación de algunos países "están minando la estabilidad, el crecimiento y el empleo".

"La crisis de deuda soberana en la eurozona es un síntoma del fracaso de las políticas y las deficiencias en, entre otros aspectos, la coordinación de la política fiscal. Esto refleja el reto todavía no resuelto de cómo situar las finanzas públicas sobre una base suficientemente sólida en la unión monetaria europea", se lee.

Lo han elaborado Ludger Schuknecht, Philippe Moutot, Philipp Rother y Jürgen Stark, euroescépticos de pro. De hecho, en el mismo dejan claro que su opinión no se puede atribuir a la del conjunto de la institución presidida por Jean Claude Trichet. Asimismo, afirman que la últimas reformas van en la buena dirección pero están lejos de ser suficientes para garantizar la solidez de las políticas fiscales. Echan de menos una “voluntad” por parte de los países a transferir un grado necesario de soberanía a los organismos europeos.

Vigilancia fiscal


En concreto, destacan que el enfoque común para una normativa fiscal más sólida a nivel nacional es "insuficiente" y no está claro si los países llevarán a cabos cambios significativos. Asimismo, apuntan que el control del gasto probablemente jugará sólo un papel secundario y que las reformas estadísticas pueden no ser suficientes para evitar fallos como el de Grecia.

"En conjunto, los cambios previstos no representan el salto cuantitativo que es necesario en la vigilancia fiscal de la zona euro para garantizar su estabilidad y un funcionamiento adecuado", inciden.

Aprobación europea del déficit


Ante esta situación, los autores del informe proponen que los déficits presupuestarios nacionales sean aprobados a nivel europeo cuando superen los niveles de seguridad. Una corrección automática de las desviaciones y establecer una administración financiera en aquellos países donde los programas de ajuste no se cumplan.

En esta misma línea, reclama que se establezcan multas automáticas para los déficits que superen el 3%. Una iniciativa que podría ser establecida como prima de seguro, ya que así existiría una mayor probabilidad de necesitar apoyo financiero en el futuro o crear entidades independientes a nivel nacional y europeo para asegurar su cumplimiento.

"Estas medidas de gobernanza adicionales, junto con las adecuadas reformas estructurales y del sector financiero, son esenciales para garantizar una coordinación política eficaz y unas sólidas finanzas públicas", recalca.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad