El arquitecto José María Tomás Llavador, premiado en Chicago

stop

El parque tecnológico de la firma de Castalla, referente de sostenibilidad a nivel internacional, recibe un nuevo galardón

Sede de la empresa Actiu

15 de julio de 2011 (19:34 CET)

El proyecto arquitectónico de la sede corporativa de la firma ACTIU de Castalla, obra del arquitecto valenciano José María Tomás Llavador, ha sido premiado por los Green Good Design Award de Chicago en reconocimiento a su clara apuesta por la sostenibilidad de esta empresa internacional fabricante de mobiliario de trabajo. El Green Good Design Award que reconoce el mejor diseño verde y sostenible, lo concede el Ateneo de Chicago, Museo de Arquitectura y Diseño.

Su objetivo es premiar aquellos trabajos en campos profesionales como el diseño y la arquitectura que supongan un esfuerzo excepcional en términos de protección de nuestro medio ambiente. Idea que se conjuga con la necesidad de fomentar la sostenibilidad y el reciclaje, el uso de materiales inteligentes, la conservación de recursos y una mejor comprensión de la vertiente social y el contexto de objetos y edificios que están destinados a formar parte intrínseca de nuestra vida cotidiana y los ambientes de trabajo.

El Parque Tecnológico ACTIU, ubicado en Castalla (Alicante) es un complejo industrial desarrollado por Tomás Llavador Arquitectos Ingenieros para una firma dedicada al diseño y fabricación de mobiliario polivalente para oficinas y centros de trabajo, cuyo proyecto arquitectónico está fuera de toda norma habitual. Es un emblema para una empresa involucrada íntegramente en el aspecto de la calidad y el diseño cuya sede corporativa es el eje de su proyección nacional e internacional. Un icono de todas las posibilidades de la sostenibilidad.

Proyecto pionero

Avanzado a su tiempo, es una referencia para todo tipo de edificaciones: eficiencia energética que optimiza al máximo la luz natural, producción energética de 7.000.000 Kw/año, gracias a la planta solar sobre la cubierta industrial más grande de Europa, que evita la emisión a la atmósfera de 8.300.000 kg. de CO2 al año. 

El edificio dispone de un sistema de recogida de aguas pluviales con una capacidad de almacenamiento de 12.000 m3, el equivalente a tres piscinas olímpicas, cuenta con la replantación de miles de especies vegetales autóctonas, que forman parte de interiores y exteriores.

El proyecto incluye varios edificios: tres bodegas de producción de 13.000 m2, un edificio logístico de 18.000 m2 y un edificio corporativo, alcanzando una superficie total para el complejo de 200.000 m2.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad