El accidente despierta una marea de solidaridad

stop

Los gallegos colapsan el Centro de Transfusión de Galicia para donar sangre a las víctimas

Numerosos ciudadanos acudieron a donar sangre al Centro de Transfusión de Galicia | EFE

25 de julio de 2013 (02:21 CET)

El terrible accidente ferroviario que sumió a Galicia en una profunda tristeza a pocas horas de la celebración del Apóstol, trajo también consigo una marea de solidaridad. Comenzó con los propios vecinos de la zona, que se prestaron a colaborar con los servicios sanitarios para atender a los heridos en el siniestro prestándoles mantas y agua.

Las autoridades sanitarias hicieron un llamamiento a los ciudadanos para que acudieran a donar sangre. La respuesta saturó primero el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago y posteriormente el Centro de Transfusiones de Galicia. Pasada la medianoche, el personal médico del centro pidió que acudieran a donar las personas con tipo de sangre 0 negativo y A negativo con carnet de donante para agilizar el proceso. La Xunta habilitó otros puntos de donación en A Coruña, Ourense, Vigo, Ferrol y Lugo.

Los hosteleros de Santiago organizaron un ‘banco de habitaciones’ para acoger a los allegados de heridos y fallecidos.

Apoyo en el exterior


Las muestras de apoyo también llegaron desde fuera de Galicia. El Ayuntamiento de Madrid, pueso a disposición de Renfe y de las autoridades gallegas los servicios de emergencias de la capital. El país vecino, Portugal, también ofreció su colaboración.

El ministro de Administración Interna, Miguel Macedo, se puso en contacto con el titular de Interior español, Jorge Fernández Díaz, para poner a disposición del Ejecutivo español los medios que necesiten para colaborar en las tareas de asistencia y rescate a las víctimas y afectados.

La UE muestra su solidaridad con los familiares


A lo largo de la noche, fueron muchas las autoridades que expresaron sus condolencias a los familiares de las víctimas. Casi todas las fuerzas políticas, CiU, Izquierda Unida, PSOE, PP, el Parlamento de Galicia y los partidos políticos gallegos, tuvieron palabras de pésame para los familiares y de solidaridad con los heridos.

También desde la UE llegaron palabras de ánimo. El comisario de Transportes y vicepresidente de la Comisión Europea, Siim Kallas, manifestó en su twitter oficial que sus pensamientos "están con las víctimas y sus familias”. Del mismo modo, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, repitió las mismas palabras, a las que añadió alabanzas para los “increíbles esfuerzos llevados a cabo por los equipos de rescate”. “Deseamos una rápida recuperación a los heridos”, concluyó.

Manifestaciones similares llegaron también desde Bélgica y Lituania, entre otros países.

El Papa y el Rey

El Rey don Juan Carlos habló a lo largo de la noche por teléfono con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y con la ministra de Fomento, Ana Pastor, que se desplazó de urgencia a la capital gallega, para interesarse por las circunstancias del accidente.

El Papa Francisco también ha querido unirse al dolor y ha pedido oraciones por las víctimas mortales y heridos del descarrilamiento, según transmitió en un comunicado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad