Conforama, del grupo francés PPR, se lanza a invertir tras perder 132 millones desde 1989

stop

en Barcelona, 19 de marzo de 2015 (02:00 CET)

La cadena Conforama España, de mobiliario para el hogar, ha puesto en marcha un ambicioso plan de inversiones, dotado con 30 millones de euros, que aplicará a la apertura de nuevas tiendas. La firma ya cuenta con un parque de 26 establecimientos. Prevé poner en servicio cuatro o cinco anuales en España y Portugal.

El sector de equipamiento hogareño es uno de los más perjudicados por la crisis económica, hasta el punto de que ha perdido dos tercios de su giro desde 2007. Pero el cambio de tendencia ya se viene notando desde antes del pasado verano.

Conforama vende un amplio surtido de sofás, dormitorios, cocinas y muebles de despacho. Su catálogo se completa con electrodomésticos y artículos de imagen y sonido.

La empresa es una buena muestra de los avatares del ramo, corregidos y aumentados. Desde que aterrizó en España en 1989, no ha conseguido ganar dinero en ninguno de los ejercicios cerrados desde esa lejana fecha. El saldo negativo acumulado asciende a 132 millones.

Tiene su sede central en El Prat de Llobregat y cuenta con 930 empleados. Pese al aluvión de números rojos, Conforama se ha mantenido en pie gracias al constante apoyo de su matriz francesa PPR, que también posee las tiendas Fnac. Ese respaldo se ha materializado en transfusiones dinerarias en forma de ampliaciones de capital.

La más reciente, acaecida el pasado diciembre, consistió en reducir el valor de las acciones de 17,56 a 10,57 euros, para enjugar las pérdidas embalsadas en el balance, lo que implica que de un plumazo se volatilizaron 19,4 millones de euros. Acto seguido, la subsidiaria española recibió una inyección de 10 millones en forma de incremento del capital.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad