Alta tensión: la prima de riesgo supera los 400 puntos básicos

stop

MERCADOS

Una pantalla muestra  la evolución del diferencial español

02 de agosto de 2011 (09:30 CET)

El cerco se estrecha sobre los mercados españoles, que esta mañana ofrecen una extraordinaria exhibición de impotencia. Tras los fuertes recortes del lunes en el Ibex, los mayores del año, la bolsa española marca nuevos mínimos del ejercicio con una caída superior al 1 %. Ahora cotiza plana.

Lejos de intentar aprovechar la fuerte caída de los precios, los inversores siguen soltando lastre en bolsa en la segunda sesión de agosto. La falta de confianza en la economía estadounidense y la escasa credibilidad que los inversores otorgan al acuerdo para elevar el techo de gasto en Estados Unidos están provocando salidas continuas de los inversores, que no quieren aceptar el alto riesgo que en estos momentos supone la bolsa.

Tan mal como a la renta variable le va a la prima de riesgo española, que esta mañana bate nuevos récords en plena tormenta. Ha superado ya los 400 puntos básicos, lo que ha disparado la rentabilidad del bono a 10 años hasta un insostenible 6,3%.

Los inversores vuelven a poner a España en la diana y la consideran una potencial víctima de cada vez más débil recuperación económica mundial. El escaso motor de la primera economía del mundo y las dudas de que el acuerdo para elevar el techo de gasto consiga mantener la triple A en el ráting estadounidense pasa factura a los mercados que han sido atacados durante todo el verano.

Ahí está el ejemplo de Italia. Su prima de riego avanza hasta los 387 puntos básicos, con un rendimiento del 6,241 %, mientras que los bonos portugueses rendían al 11,15 %, coon un diferencial de 884 puntos básicos. Asimismo, el diferencial entre los bonos irlandeses y los alemanes alcanzaba los 866 puntos básicos, con un rendimiento del 10,964 %, mientras que en el caso de los bonos griegos, el spread llegaba a 1.256 puntos básicos, con un rendimiento del 14,795 %.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad