Alemania plantea que Grecia abandone la eurozona

stop

FUTURO INCIERTO

Protestas en la ciudad griega de Salónica / EFE

11 de septiembre de 2011 (12:09 CET)

La solución al problema de Grecia puede ser que abandone la eurozona. Este sábado el presidente del estado de Hesse, Volver Bouffier, que comparte afiliación con Angela Merkel en la Unión Demócrata Cristiana Alemana (CDU, por sus siglas en alemán) ha abierto la caja de pandora y ha declarado al semanario Der Spiegel que "si los esfuerzos del Gobierno griego para la aprobación de recortes y de reformas no resultan exitosos, deberemos también preguntar si no necesitamos nuevas normas que habiliten la salida de un estado de la Unión Económica Monetaria".

La cancillera ha descartado esta opción, pero las protestas cada vez se escuchan más fuertes, y salen de sus propias filas. De hecho, varios dirigentes de la cúpula de la coalición de Gobierno han apoyado públicamente esta vía e incluso han hablado de la posibilidad de que Atenas abandone el euro.

De fondo, está latente la gran preocupación alemana: el Fondo de Rescate Europeo (EFSF). Los altos cargos de Berlín consideran que tendrá un papel fundamental a la hora de prevenir el default griego. Por lo tanto, quieren habilitar una puerta de salida de la UE “cuanto antes”. Desde le Ministerio de Finanzas mantienen la boca cerrada.

Esta petición llega pocos días después de que el Tribunal Constitucional alemán diera luz verde al plan de rescate del país heleno. Varios políticos e intelectuales lo habían llevado ante la más alta instancia judicial argumentando que vulneraba el papel de control que tenía que ejercer el Bundestag.

Manifestaciones en Salónica

Quien sí ha hablado es el primer ministro griego, George Papandreou. Ha garantizado que hará todo lo que haga falta para que Grecia evite la bancarrota y permanezca en la eurozona. “Hemos decidido luchar en la batalla por evitar el desastre para el país y su pueblo y permanecer en el euro”. Asimismo, ha sido tajante con sus conciudadanos: “Cualquier retraso o titubeo es peligroso para la nación”.

Y es que las protestas se han repetido en Grecia. Esta vez, más de 20.000 personas han salido a las calles en Salónica, el norte del país, para protestar contra los recortes y la política de austeridad emprendida por el Ejecutivo griego.

Las medidas de austeridad han hundido la recesión económica en Grecia en más de un cinco por ciento en lo que llevamos de año, de acuerdo con las cifras citadas por el ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad