Adiós a los 8.000: la banca hunde al Ibex, que ya pierde un 17% en agosto

stop

BOLSAS

El Ibex pierde los 8.000 puntos

10 de agosto de 2011 (17:55 CET)

Tremendo paso atrás el del Ibex 35. En una sesión en la que ha ofrecido una exhibición de debilidad, el selectivo ha conseguido el póker más amargo: una caída del 5,49% que es la mayor desde mayo del año pasado, un descenso del 17% en nueve sesiones consecutivas de números rojos que lo devuelve a los niveles de marzo de 2009, la pérdida de la cota de los 8.000 puntos y el descenso de los dos grandes bancos por debajo de la cota de los seis euros, algo también inédito en los últimos 29 meses.

Efectivamente, la banca ha sufrido un brutal ataque vendedor en la tercera sesión de la semana. De aquellas subidas que el 21 de junio celebraban en el sector financiero el acuerdo para salvar Grecia y el euro sólo quedan hoy las cenizas. En un ataque, las entidades financieras se han venido abajo con estrépito. Sobre todo las que más exposición tienen a deuda soberana de los países que han sido intervenidos.

Los mayores descensos han sido para Santander y BBVA, que se han dejado en el camino un 8,33% y un 7,83%, encabezando los descensos. Pero el castigo se ha extendido al conjunto del mercado: Gamesa ha perdido más de un 8%, ArcelorMittal un 7,6% y Telefónica, el mayor valor del mercado, un 5,7%. Y, de vuelta de nuevo a los bancos, Popular se ha dejado un 6,74%, Bankinter, un 5,53% y Banc Sabadell, un 4,5%.

Esta vez no ha habido dato macro de por medio que justifique el nuevo ataque de pánico, que no es otra cosa que una huida desesperada del capital hacia activos más seguros. Ha bastado el rumor de una rebaja del rating de Francia --luego desmentida por las propias agencias de calificación-- y la nueva exhibición de debilidad de Wall Street, que en pleno cierre de los mercados europeo se limitaba a perder lo que había ganado en la sesión anterior. Es decir, alrededor de un 4%.

Nueva crisis de deuda

La lectura que deja la sesión es que queda claro que los grandes inversores creen que pronto habrá una nueva crisis de deuda soberana. Interpretan que la intervención del BCE, que mantiene sedados los diferenciales de España o de Italia, es sólo un punto y aparte. Ahí están las caídas de BBVA, Santander, BNP o Société Générale --este último ha llegado a perder un 20% de su valor--, algunos de los bancos más expuestos para demostrarlo.

La sacudida ha sido extraordinaria. Además del Ibex, los índices italiano, alemán y francés han sufrido descensos superiores al 5% liderados siempre por sus entidades financieras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad